Skip to Content

Cómo utilizar bien el aire acondicionado del coche y gastar menos

rejilla de un aire acondicionado de coche con una flor
Durante los meses más calurosos del año es cuando más se utiliza el aire acondicionado del coche para contrarrestar las altas temperaturas del exterior mientras conducimos. Pero también podemos beneficiarnos de esta prestación de nuestro vehículo en otras épocas del año y por diferentes motivos. 
 
Teniendo en cuenta que el uso del aire acondicionado incrementa el consumo del coche, hay que saber cómo utilizarlo de una forma eficiente para que el gasto no sea excesivo. A grandes rasgos, el consumo depende del esfuerzo que deba realizar el aparato para enfriar el aire y del tiempo que esté funcionando. Además de incrementar el consumo entre un 5 y un 20%, también es necesario saber que la fuerza del coche se verá reducida, sobre todo cuando se trata de modelos pequeños y con poca potencia. 
 

Claves para gastar menos con el aire acondicionado 

  1. Aunque pueda parecer una obviedad, hay que cerciorarse de que todas las ventanas del coche están completamente cerradas mientras el aire acondicionado está funcionando, ya que de lo contrario nunca se alcanzará la temperatura que hayamos programado. 
  2. Siempre es recomendable seleccionar los grados para tener un ambiente agradable en el interior del coche, evitando que la temperatura sea demasiado baja respecto a la del exterior. 
  3. En el caso de que vayamos a realizar un trayecto corto, será necesario plantearse si merece la pena encender el aire acondicionado con el consiguiente gasto en combustible que ello conlleva. 
  4. Procura aparcar siempre el coche en la sombra durante el verano. Esto evitará que se caliente demasiado y que el aparato del aire acondicionado tenga que hacer un sobreesfuerzo después para enfriar el habitáculo. 
  5. Antes de encender el aire, es recomendable ventilar el coche durante un rato para que se salga el aire caliente del interior. 
  6. El hecho de encender el aire acondicionado antes de empezar a circular es un error, ya que la mayoría de estos aparatos funcionan mejor cuando el coche está en marcha. 
  7. Revisa que las salidas del aire acondicionado están limpias; la suciedad que se acumula en las rejillas impide que salga el aire frío, por lo que estaremos gastando combustible de forma innecesaria. 

¿Utilizar el aire acondicionado o bajar las ventanillas? 

Una de las cuestiones que se plantean muchos conductores para intentar ahorrar combustible durante sus desplazamientos es bajar las ventanillas para que entre aire en lugar de encender el aire acondicionado. Dado que existen todo tipo de opiniones al respecto, hay que tener en cuenta que los coches, cuanto más aerodinámicos sean, menos consumo tienen porque presentan una menor resistencia al aire. 
 
Lejos de lo que se pueda pensar, al bajar la ventanilla, se empeora la aerodinámica y como consecuencia, el motor tiene que realizar un mayor esfuerzo para mover el coche y el consumo de combustible aumenta. Esta correlación se da en mayor medida cuando se circula a altas velocidades, generalmente a partir de 80 o 90 km/h. 
 
Por lo tanto, al movernos por ciudad, cuando la velocidad que llevamos es menor, la opción más eficiente y económica es bajar las ventanillas, aunque dependerá lógicamente de la temperatura que haga fuera. 
 
En cualquier caso, utilizar un sistema u otro es también una cuestión de gustos. Si utilizamos el aire acondicionado para aportar un mayor confort a nuestros viajes, siempre hay que saber cómo utilizarlo para gastar lo mínimo posible. Además de comodidad, también es fundamental añadir protección a tus desplazamientos con un seguro de coche que incluya las coberturas que necesitas. 
Back to top