Skip to Content

Coches para el recuerdo: los vehículos de segunda mano que merece la pena comprar

coche antiguo de color rojo similar al escarabajo
Hay una serie de coches que ya pasarán al recuerdo por haber formado parte de nuestra infancia o juventud. Muchos de los coches antiguos de segunda mano que merece la pena comprar quizás nos hagan revivir los eternos viajes que realizábamos en familia a cualquier sitio. 
 
Si cuentas con el presupuesto suficiente y no te gustaría que alguno de estos vehículos quedara en un simple recuerdo, ¿por qué no comprarlo? Aunque en la actualidad parezca simplemente un coche viejo, algunos de ellos ya han comenzado a revalorizarse y es que no es de extrañar que dentro de poco tiempo se conviertan en modelos clásicos imposibles de encontrar.  
 

Los mejores coches antiguos de segunda mano 

  • Lancia Delta Integrale: en los últimos años, este modelo de coche ha alcanzado precios desorbitados debido a su alta demanda en el mercado de segunda mano. Si quieres hacerte con uno es importante que revises el número de kilómetros o si ha sufrido alguna modificación en el contador. Se trata de un vehículo muy ligado a la competición, por lo que su mecanismo lo convierte, sin duda, en un coche para el recuerdo. 
  • Renault Clio Williams: en su día fue uno de los coches más deseados por los más jóvenes debido a sus llantas tan llamativas, su pintura y su potencia. El nombre de Williams era un homenaje a la escudería de Fórmula 1. 
  • Peugeot 205 GTI: este coche antiguo que se puede adquirir de segunda mano es considerado el mejor deportivo compacto de todos los tiempos. Desde sus inicios, su potencia se fue incrementando de forma progresiva hasta alcanzar los 130 CV. 
  • Mk1 Volkswagen Golf GTI: este coche fue uno de los símbolos de los años 80 y como tal, en la actualidad se cotiza a precio de oro. Este clásico fue un éxito de ventas a pesar de tener un coste algo más alto que otros modelos, por lo que se sitúa como una de las mejores alternativas para disfrutar de un coche único. 
  • Citroën XM: existe toda una generación que recuerda este vehículo por ser el que tenían sus padres. El Citroën XM, aparte de formar parte de multitud de familias, consiguió hacerse con el premio al Coche del Año en Europa en 1990. Su diseño y sus formas no dejan indiferente a nadie, por lo que representa una buena inversión para tener un coche clásico. 
  • Opel Lotus Omega: éste era otro de los modelos con el que las familias recorrían cientos y cientos de kilómetros. Se trata de un vehículo sedán con cuatro puertas que puede llegar a alcanzar hasta 285 km/h. En la actualidad es uno de los coches antiguos de segunda mano más caros, ya que su precio oscila entre 30.000 y 40.000 euros. 
  • Audi S2: todavía es bastante habitual ver circular este coche por las calles de las ciudades e incluso por carretera. Este modelo de Audi conseguirá ser en un futuro un clásico, por lo que constituye una buena opción para hacerse con uno de los coches que inició el diseño deportivo de la marca. En función de su estado, es posible encontrarlo en un amplio rango de precios.  
 
Si te interesa comprar alguno de estos coches antiguos de segunda mano, es recomendable hacer una búsqueda por Internet para encontrar la mejor oferta. Después, si el vehículo aún se encuentra en buenas condiciones para circular, no olvides contratar un seguro de coche adaptado a sus características. 
Back to top