Skip to Content

Multas y sanciones por conducir sin seguro de coche

coche inmovilizado
En España, está prohibido conducir sin seguro. Como mínimo, es obligatorio contratar la póliza básica para asegurar un coche frente a la responsabilidad civil. De esta forma, en caso de ser el responsable de un accidente de tráfico con daños materiales o lesiones físicas a otras personas, es posible responder y cubrir los gastos con la indemnización que ofrezca la aseguradora
 
Aunque parezca increíble, son muchos los coches que circulan a diario sin estar asegurados. Esta falta de consideración repercute de forma directa sobre el resto de conductores, ya que la prima del seguro obligatorio del automóvil incluye un recargo que se destina al Consorcio de Compensación de Seguros para que pueda hacerse cargo de los daños que ocasionan los vehículos sin seguro. Además, las autoridades que gestionan las sanciones por este concepto también deben entregar a este organismo el 50% del importe recaudado para sufragar las indemnizaciones a las víctimas cuando el coche responsable del accidente no tiene ninguna póliza suscrita. 
 
Es preciso aclarar que conducir sin seguro no se considera una falta que esté contemplada en el Código Penal, como puede serlo el hecho de circular sin carnet o bajo los efectos del alcohol o las drogas. Sin embargo, la obligatoriedad de contratar un seguro básico para el coche para poder moverse se recoge en la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor. Simplemente a través del número de matrícula, las autoridades pueden comprobar si el vehículo está asegurado o no, consultando la información en el Fichero Informatizado de Vehículos Asegurados (FIVA). 
 

Posibles consecuencias por conducir sin seguro 

 
  • Uno de los primeros problemas que surgen al conducir sin seguro de coche es la imposición de una multa que oscila entre los 601 y 3.005 euros. La cuantía varía según la situación, el tipo de coche, si se ha producido un accidente, si el coche estaba aparcado, cuánto tiempo lleva sin póliza, si es reincidente o no, etc.  
  • Si las autoridades consideran que se trata de un caso grave, pueden inmovilizar el coche hasta que su dueño acredite que ha suscrito el seguro obligatorio como mínimo. La retirada del vehículo puede tener una duración de hasta 3 meses si la persona ha sido avistada más veces conduciendo fuera de la legalidad. En este último caso, los gastos del aparcamiento en el depósito municipal corren a cargo del usuario, aunque si se niega a ello, pierde el derecho a poseer el coche durante un año y se le prohíbe circular por todo el territorio nacional durante ese tiempo. 
  • En el supuesto de producirse un siniestro, si la culpa recae sobre el coche sin seguro, su propietario debe responsabilizarse de pagar los daños que se hayan causado a otras personas o coches. Cuando se hubiera producido el robo del automóvil y éste fuera conducido por otra persona, el dueño debe demostrarlo para evitar tener que abonar la indemnización que corresponda.
 
En algunas ocasiones, no es necesario conducir sin seguro para enfrentarse a una multa, sino que un coche que se encuentre parado y aparcado en la calle sin una póliza en regla, también puede constituir un delito administrativo. Si el vehículo no se utiliza nunca, lo mejor es tramitar su baja temporal o definitiva en la Dirección General de Tráfico para que todo estén en orden.  
Back to top