Skip to Content

Consejos de seguridad vial para niños

grupo de 4 niños con señales de tráfico
Los consejos de seguridad vial que transmitimos a los niños cuando aún son pequeños es la base para evitar posibles accidentes en el futuro, tanto si actúan conduciendo un vehículo como si son peatones que caminan por la calle. A la hora de inculcar educación vial a los niños es fundamental hacer ver que no sólo es importante para preservar su propia seguridad, sino que el respeto a los demás a través de nuestro comportamiento también es uno de los máximos principios. 
 
La seguridad vial es una parte más de las conductas cívicas de la sociedad y por lo tanto, requiere también una enseñanza y aprendizaje para ir adoptando hábitos adecuados cuando discurrimos por la vía pública. Los consejos de seguridad vial para niños no sólo deben centrarse en caminar agarrados de la mano de un adulto, sino que abarca otros muchos aspectos más.
 

¿Cómo enseñar seguridad vial a los niños? 

  • Como comentábamos, una de las reglas básicas de la educación vial consiste en que los pequeños no pueden caminar por la calle si no es cogidos de la mano de sus padres u otra persona cercana. Debemos explicarles que este simple gesto se realiza para evitar posibles peligros, como por ejemplo un atropello. 
  • Siempre hay que atravesar la calzada por las zonas habilitadas para ello: pasos de peatones y semáforos. En este último caso, es preciso enseñar que hasta que el muñeco no se ponga en verde, no se puede cruzar. Aunque en ocasiones las prisas nos lleven a saltarnos esta regla, es importante evitar este tipo de comportamiento para que los pequeños no tiendan a imitarlo. 
  • Hay que explicar a los niños que la zona para caminar por una ciudad o municipio es siempre la acera. En todo caso, es aconsejable hacerles ver que aunque este paso esté libre de vehículos, siempre hay que estar atento a las salidas de los garajes o parkings.
  • Las buenas formas también son parte de la seguridad vial, por lo que si vemos a alguna persona mayor o con discapacidad que necesita ayuda para cruzar la calle, por ejemplo, le ofreceremos nuestra asistencia. El niño se dará cuenta de lo importante que es echar una mano a los demás, aunque no sean del entorno familiar. 
  • Aunque el día a día nos lleva a adoptar ciertos comportamientos que se alejan de la seguridad vial, cuando nos desplacemos en coche con niños es fundamental dar ejemplo: no aparcar en doble fila, ponerse siempre el cinturón de seguridad, no enfadarse mientras conducimos, no insultar a otros usuarios de la vía, no utilizar el móvil al volante, respetar las normas de circulación y los límites de velocidad, no arrojar objetos por la ventanilla, etc. 
  • Si el niño ya es suficientemente mayor para viajar con el cinturón de seguridad, debemos pedirle que se lo ponga haciéndole ver todos los peligros que conlleva si no se utiliza. Sin embargo, si el pequeño aún no cuenta con la edad y estatura necesarias, siempre debemos llevarlo con la sillita de retención infantil adecuada, aunque el trayecto sea corto. 
 
Para infundir estos consejos de seguridad vial a los niños es importante que tanto padres como toda la sociedad en general seamos responsables de seguirlos. En definitiva se trata de actuar con sentido común para no poner en peligro nuestra integridad y, al mismo tiempo, respetar a los demás. Asimismo, para aportar un extra de protección a tus desplazamientos en automóvil con los más pequeños, es fundamental contar con un seguro de coche que cuente con las coberturas más completas. 
Back to top