Skip to Content

¿Cuáles son los coches más ecológicos del mundo?

coche ecológico
Además de una mayor concienciación social sobre los niveles de contaminación en el entorno, por parte de las administraciones públicas también se aboga por los sistemas de transporte público y privado menos contaminantes. El boom de la movilidad ha llegado de la mano de los coches ecológicos que funcionan total o parcialmente a través de energía eléctrica y que en la actualidad ofrecen casi las mismas prestaciones que los vehículos convencionales. 
 
Para identificarlos, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha lanzado unas pegatinas para coches ecológicos con distinto color en función del impacto que causen al medio ambiente. Esta clasificación se basa en el Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera 2013-2016, conocido como Plan Aire, que establece que el tráfico rodado es una de las principales causas de contaminación en las grandes ciudades. Así, con estos distintivos se discrimina de forma positiva a los coches más sostenibles para que puedan beneficiarse de algunas medidas, como por ejemplo la posibilidad de circular por aquellas zonas restringidas cuando la contaminación es alta o ciertos beneficios fiscales.
 

Los coches más ecológicos del mundo  

El club automovilístico alemán ADAC se encarga de realizar diferentes pruebas en situaciones reales para medir cuánto contaminan los vehículos. El resultado de sus mediciones son los siguientes coches más ecológicos que se pueden encontrar actualmente: 
 
  • BMW i3: se trata de un vehículo 100% eléctrico que, además de no emitir ningún gas contaminante al ambiente, se caracteriza por su diseño sumamente ligero. Para fabricarlo se ha empleado fibra de carbono que reduce considerablemente su peso, aunque esto no está reñido con sus 170 CV. Su consumo está fijado en 17,4 kWh/100 km. 
  • Toyota Prius: el fabricante de automóviles japonés es considerado como una de las marcas más ecológicas a nivel mundial. Prueba de ello es este modelo de coche híbrido gasolina que es un referente dentro de su categoría. Además, el motor de combustión que incorpora es uno de los más eficientes del mercado y su potencia llega hasta los 122 CV. 
  • Nissan Leaf: en este caso encontramos un coche eléctrico que desde el año 2010 se sitúa entre las primeras posiciones de ventas. El consumo de este modelo es de 20,5 kWh/100 km y aunque el nivel de emisiones es ligeramente superior a los casos anteriores, es una propuesta sostenible interesante. 
 

Pros y contras de los coches ecológicos 

Como comentábamos antes, los dos principales coches ecológicos son los eléctricos e híbridos. En el primer caso, estos vehículos pueden circular totalmente sin necesidad de incorporar ningún combustible fósil y la batería se puede cargar en cualquier enchufe, ya sea en un punto en la vía pública o en una vivienda particular. En la actualidad la autonomía de estos modelos está experimentando importantes mejoras, aunque como contrapartida se encuentra el tiempo que necesitan para cargarse, así como el desgaste de las baterías con el paso del tiempo sobre todo cuando se abusa de las recargas rápidas. 
 
Por su parte, los coches híbridos es una modalidad que combina combustible y electricidad para funcionar. La principal ventaja de este tipo de vehículo es la posibilidad de aprovechar su energía cinética para alimentar la batería. Así, se reduce considerablemente el consumo de gasolina, sobre todo en los trayectos urbanos cuando se circula a una velocidad inferior. Entre sus desventajas se puede destacar el elevado precio en comparación con un modelo convencional y su mayor peso que puede incrementar el consumo. 
Back to top