Skip to Content

Curiosidades útiles en seguros de coche

Hombre joven leyendo papel habla por teléfono
Todos conocemos las coberturas básicas de la mayoría de los seguros de coche:
 
Accidente, daños a terceros, robo, incendio… porque son los más frecuentes, pero ¿qué pasa con los incidentes un poco menos inusuales, pero igualmente molestos para un conductor? 
 
Descubre lo que sí y no puedes exigir a tu seguro de coche:
 
- “Me he equivocado al repostar”. Si nos equivocamos de producto en la gasolinera, metiendo a nuestro coche gasolina cuando consume diésel o al revés, nuestro seguro puede encargarse de que nos remolquen, ya que encender el motor podría conllevar fallos de mecánica”. En contraprestación, seremos nosotros quienes correremos con el coste de vaciar el depósito. 
 
- “No tengo las llaves del coche”. Puede que un familiar las haya cogido (junto a las de su propio vehículo) y se las haya por error, se hayan extraviado u olvidado. Da igual el porqué. El caso es que, como una cobertura más dentro de un seguro de asistencia en viaje, muchas aseguradoras te envían una copia de las llaves de tu coche donde precises.
 
- “Me han quitado los puntos”. Algunas pólizas cubren las clases para recuperarlos, además de indemnizarte si pasas por la privación del carnet de conducir.   
 
- “Daños al vehículo asegurado por atropello cinegético de especies de caza mayor”. Vienes del pueblo de noche y, antes de que puedas hacer algo al respecto, se cruza un jabalí. Cuando paras, no sabes cómo ha quedado el animal, pues, aunque no has podido evitar el choque, afortunadamente ha podido salir huyendo. Pero tus faros y el capó están destrozados. ¿Quién se hará cargo de la reparación de estos desperfectos? Pues si tú quieres, tu Seguro de Coche MAPFRE
 
- “He trasladado un herido y mi coche da miedo”. Si vemos un accidente, todos deberíamos poder colaborar de alguna manera. Por eso, algunos seguros se hacen cargo de la limpieza del vehículo después de llevar a una persona que ha sufrido un siniestro. 
 
- “¿Y si me doy a la fuga?”. La omisión del deber de socorro, en el caso de que tengas que ver con un accidente, está tipificada como un delito. Y para dejarlo claro, las aseguradoras no cubrirán los daños a tu vehículo ni a tu persona, ni podrá indemnizarte ante lesiones derivadas. 
 
- “Asistencia en viaje a embarazadas”. Algunas aseguradoras tienen una cobertura especial para mujeres en estado de gravidez. Si en el transcurso de un viaje en tu coche se encuentran mal, la póliza cubre el taxi con la carrera hasta el centro de salud más cercano. Mientras tanto, tu coche será remolcado a tu domicilio.  
 
- “Ya iré a la ITV el próximo fin de semana”. Sentimos comunicarte que, si un vehículo no ha pasado la ITV, no podrá ser cubierto por el seguro. 
 
- “He chocado contra el coche de mi padre”. Si chocamos contra el vehículo de un familiar, las aseguradoras pueden considerarlo fraude y por eso no se garantiza la cobertura de daños materiales a terceros en caso de ser pariente de hasta tercer nivel o cónyuge.
 
En cualquier caso, merece la pena comparar e informarse antes de tramitar tu seguro de coche, según tu tipología. Por ejemplo, hay coberturas especiales (y también curiosas) para vehículos ecológicos. ¿Las conoces?
Back to top