Skip to Content

Dar de baja un coche a nombre de otro titular

coche clásico de color amarillo
Existen diferentes causas que obligan a dar de baja un coche, aunque en función del tiempo que vaya a transcurrir sin utilizarse será necesario presentar cierta documentación y acudir a un determinado centro para realizar la gestión. Es muy importante tener en cuenta que el hecho de abandonar un vehículo sin antes haber tramitado la baja conlleva una sanción que oscila entre 600 y 600.000 euros.  
 
La baja temporal se tramita cuando por distintos motivos personales no es posible circular con el coche en cuestión, como por ejemplo un robo o la venta del mismo a otra persona. Por otro lado, la baja definitiva tiene lugar cuando el vehículo no se volverá a conducir nunca. Tanto en un caso como en otro, el coche no se puede mover ni estar aparcado en la vía pública, ya que este procedimiento significa que el vehículo se retira de la circulación. 
 
Para dar de baja un coche es necesario que el propio interesado presente la documentación, aunque si se trata de una persona diferente al titular se debe aportar el DNI de quien realiza el trámite y la autorización del interesado a través de un modelo llamado “otorgamiento de representación” que la Dirección General de Tráfico pone a disposición de los usuarios en su página web. 
 

Proceso para dar de baja un coche temporalmente

La documentación que se debe presentar para dar de baja un coche de forma temporal es la solicitud en impreso oficial, el documento oficial de identificación del interesado (DNI, permiso de conducir, tarjeta de residencia, pasaporte, etc.), permiso de circulación y la tarjeta de ITV. 
 
De esta forma se comunica al Registro de la DGT la baja del vehículo para retirarlo de la circulación durante un tiempo. Cuando el motivo es la sustracción del coche, generalmente los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado se encargan de tramitar automáticamente la baja temporal en el momento de poner la denuncia. 
 
El coste de esta gestión es de 8,40 euros, aunque no es necesario abonar ninguna cantidad cuando la baja temporal se solicita por robo del coche. En este último caso, siempre es preceptivo presentar la denuncia interpuesta previamente. 
 

Proceso para dar de baja un coche de forma definitiva 

En este supuesto, la documentación que hay que presentar es la misma que en el caso anterior, aunque para dar de baja un coche definitivamente es preciso acudir obligatoriamente a un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CAT) o desguace. Bajo ningún concepto se puede realizar este trámite en las Jefaturas de Tráfico, excepto cuando se trate de vehículos de época o históricos, con valor de colección o destinados a museos. 
 
Al llevar el coche a una de las instalaciones habilitadas, el mismo centro se encarga de destruir el vehículo y emitir al solicitante el certificado de destrucción. Al mismo tiempo, en estos lugares también se ocupan de inscribir la baja en el Registro de la DGT de forma electrónica. Una vez realizados estos pasos, se debe expedir un justificante de la baja definitiva del coche que servirá para acreditar ante cualquier organismo que el mismo ya no se encuentra en circulación.  
 
Este proceso no conlleva ningún coste, excepto cuando se solicita la baja definitiva por traslado a otro país y el coche tiene menos de 15 años desde su matriculación en España, en cuyo caso se debe abonar una tasa de 8,40 euros. 
 
Teniendo en cuenta los pasos para dar de baja un coche, recuerda también gestionar el seguro del mismo. 
Back to top