Skip to Content

Precio del curso de recuperación de puntos

joven aprendiendo a conducir
A menudo, los padres suelen enseñar a conducir a sus hijos antes de que se apunten a una autoescuela para sacarse el carnet o como refuerzo. Estas clases prácticas pueden parecer inofensivas porque se suele hacer en zonas por las que no hay coches ni peatones. Sin embargo, no hay que olvidar que el conductor no cuenta con el permiso correspondiente y constituye un delito de consecuencias importantes
 

Consecuencias de realizar prácticas de coche sin carnet

Conducir sin carnet es una práctica ilegal, por lo que no se puede enseñar a conducir a un hijo, independientemente de que se trate de unas prácticas de conducir previas y vaya acompañado con un conductor experimentado.  
Aunque se realice en zonas aisladas, las autoridades que sorprendan a un vehículo efectuando este tipo de práctica, declararán responsables tanto al padre como al hijo. Ambos sujetos son igual de culpables.  En el caso de que el conductor sea menor de edad, la multa recae en sus progenitores o tutores legales. 
 
Según el artículo 384 del Código Penal, “el que condujere un vehículo de motor o ciclomotor en los casos de pérdida de vigencia del permiso o licencia por pérdida total de los puntos asignados legalmente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de doce a veinticuatro meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días. La misma pena se impondrá al que realizare la conducción tras haber sido privado cautelar o definitivamente del permiso o licencia por decisión judicial y al que condujere un vehículo de motor o ciclomotor sin haber obtenido nunca permiso o licencia de conducción”. 
 
 
Además de las penas que establece el Código Penal, llevar un coche sin el correspondiente permiso conlleva una sanción administrativa de 3.000 euros.  
 
Por lo tanto, para aprender a conducir es imprescindible acudir a un centro autorizado donde los profesores de autoescuela ofrecen los conocimientos básicos y todas las técnicas para llevar un coche de una forma segura. Los vehículos que se utilizan en las clases prácticas de las autoescuelas están preparados con doble pedal para que el profesor pueda ir controlando el manejo y corrigiendo si fuera necesario. Cuando se enseña a conducir de un modo oficial, los alumnos no suelen adquirir vicios que son muy difíciles de eliminar a corto plazo. 
 
En conclusión, no se debe enseñar a un hijo a conducir hasta que haya obtenido el carnet de conducir si no quieres arriesgarte a una sanción. De no ser así, deberás recurrir a la cobertura de responsabilidad civil que incluyen los seguros de coche a todo riesgo de MAPFRE (excepto sanción por multas derivadas de la infracción). 
Back to top