Skip to Content

Métodos eficaces para limpiar la tapicería del coche

mano con guante pasando un trapo por los asientos de cuero de color beige de un coche
Dentro del habitáculo del coche, los asientos son el elemento que más sufre el paso del tiempo y el uso continuado, sobre todo si tenemos niños pequeños o solemos desplazarnos con el vehículo al campo, la playa u otros lugares que propician que el interior se ensucie con una mayor facilidad. 
 
Así, no sólo es importante realizar las revisiones mecánicas periódicas o lavar el coche por fuera, sino que dedicar tiempo a limpiar la tapicería del coche de forma frecuente también es aconsejable para que el desgaste sea menor y conseguir alargar la vida útil del vehículo. Es fundamental revisar el tejido de los asientos antes de iniciar esta tarea para asegurarnos de que el producto o la mezcla de líquidos que vayamos a emplear no producirán ningún daño en la superficie. 
 
En primer lugar, es necesario limpiar a fondo el interior del coche y posteriormente centrarse en retirar cualquier resto de suciedad de los asientos, ya sea arena, barro, restos de comida o un objeto. Para lograr dejar la tapicería lo más libre posible se puede utilizar un aspirador, ya que de otra forma será difícil llegar a todos los recovecos. 
 

Consejos para limpiar la tapicería del coche 

  • Si la tapicería es de cuero, lo más recomendable para mantener impecable el tejido es pasar un paño humedecido en agua con jabón neutro. Después no hay que olvidar secar la zona con otro trapo seco y para que los asientos de piel luzcan como si fueran nuevos, se puede aplicar cada 6 meses aproximadamente un producto específico que nutra y abrillante el cuero. 
  • Para limpiar la tapicería del coche de tela, el método más eficaz es utilizar un aspirador, aunque en el caso de que tenga alguna mancha, será necesario aplicar agua diluida en un detergente no demasiado agresivo. Para evitar que los asientos se empapen y el secado tarde demasiado, conviene no utilizar demasiada agua. 
  • Las manchas de sangre se pueden eliminar fácilmente de la tapicería del coche aplicando espuma en seco con un poco de detergente suave. En el caso de que la mancha se haya producido hace tiempo, un remedio infalible para retirarla consiste en añadir glicerina. 
  • Si en el coche suelen viajar niños es bastante habitual que los chicles terminen pegados en los asientos. Al igual que en cualquier otra prenda, para limpiar los restos es conveniente poner hielo o bien aplicar calor sobre la zona con un trapo en medio. Después de ello ya se puede retirar fácilmente con un utensilio plano. 
  • La grasa es una de las manchas más difíciles de quitar de cualquier superficie, por lo que para limpiar la tapicería del coche en este caso se puede añadir agua mezclada con líquido desengrasante, como por ejemplo el que se utiliza para lavar los platos. 
  • En el caso de que se vierta algo de café sobre los asientos, un remedio altamente eficaz consiste en mezclar agua fría con líquido específico para limpiar los cristales. 
Además de poner en práctica estos consejos, siempre se puede adquirir un producto de limpieza concreto para cada tipo de suciedad y material, o en el caso de que no quieras arriesgar con soluciones caseras, aplicar agua con jabón y frotar después para limpiar el tejido también es una solución que puede dar buenos resultados. 
 
En el coche es muy normal realizar actividades que pueden provocar manchas en la tapicería, pero con estos consejos y nuestro seguro de coche MAPFRE siempre tendremos nuestro coche a punto aunque surja algún imprevisto.
Back to top