Skip to Content

¿Mi seguro de coche cubre accesorios opcionales como el navegador?

conductor manipula en navegador a bordo del coche
Antes de contratar una póliza de seguro de coche es importante prestar atención a todos los detalles de cobertura. Y es que hay que tener en cuenta que no existen dos servicios iguales. A la hora de elegir, cada uno marca sus diferencias y dependiendo de lo que necesitemos, puede servirnos uno u otro seguro. ¿Los accesorios de coches están cubiertos por el seguro? Depende. Y aquí te explicamos los casos en los que sí y en los que no. 
 
Si prestas atención al detalle de tu póliza, notarás que hay ciertos elementos que no están cubiertos. Debes saber que los seguros pueden cubrir los accesorios de coche, pero esto depende de varios factores y aplican ciertas condiciones. En el caso de los Seguros de Coche MAPFRE, hay ciertos accesorios que entran dentro de la cobertura, para lo cual lo ideal es que leas las condiciones de cada tipo de póliza para que elijas la que mejor se adapte a tus necesidades.
 
En todo caso, lo ideal es que cuando estés comparando las condiciones de las distintas pólizas, te fijes en aquellas que podrían ser consideradas como cinco coberturas imprescindibles que debe tener todo seguro de coche. Más allá de las condiciones particulares de cada seguro, para que una póliza cubra accesorios de coche debes contar con una a todo riesgo, o bien puede que alguna a terceros con cobertura de robo los considere. Sin embargo, no todas las compañías indemnizan de la misma manera. Y menos cuando se trata de accesorios adicionales. 
 

Tipos de accesorios: de serie y opcionales

Las compañías de seguros clasifican los accesorios de coches en dos grupos: los de serie o los no de serie (opcionales). Por un lado, los accesorios de serie son aquellos que vienen instalados de fábrica en el coche y que por tanto requieren de una herramienta para desmontarlos. Además, suelen ser del tipo de accesorios imprescindibles para el funcionamiento del vehículo. Un ejemplo puede ser la batería, el tubo de escape, los faros, entre otros.
 
Por su parte, los accesorios no de serie u opcionales son aquellos que instala el usuario de forma voluntaria al adquirir el vehículo. Estos son el navegador, llantas de aleación, techo panorámico, asientos de piel, equipo de audio, entre otras cosas. 
 

¿Cómo asegurar los accesorios de coches opcionales?

Los accesorios de serie por lo general están cubiertos dentro de las pólizas de seguro. Aunque hay que tener en cuenta que ciertas condiciones también aplican. No obstante, el mayor problema viene con los accesorios de coche opcionales. En este caso, para asegurar este tipo de elementos se deben cumplir algunas condiciones. 
 
En primer lugar, para que tu seguro cubra accesorios de coche opcionales, es esencial que estos aparezcan claramente definidos en las Condiciones Particulares del contrato. Esto significa que hay que especificar cuál es el accesorio, su marca, modelo y precio. No funciona colocar ‘accesorios varios’, ya que en el momento que se te presente un problema no quedará claro si lo que se ha perdido en un siniestro está o no cubierto en el contrato. 
 
Todo aquello que no se declare expresamente no estará sujeto a cobertura. Pero también debes tener en cuenta que todo lo que declares encarece el coste del seguro. Por ello es importante que elijas bien aquello que más vale la pena asegurar. 
 
Hay que destacar que existen algunas aseguradoras en las que no hace falta declarar los accesorios de coche opcionales, ya que los cubre la póliza. Sin embargo, en este tipo de cobertura, por lo general, solo se garantiza un porcentaje del valor del accesorio o se establece un monto máximo de cobertura. En los casos en los que no hace falta declarar los accesorios, el cliente solo debe demostrar que dichos elementos estaban instalados en el coche al momento del siniestro.
 
Si vas a contratar un seguro en el que debas declarar los accesorios de coche opcionales que tienes instalados, debes establecer prioridades: Analiza cuáles son lo que realmente son importantes tanto para ti como para tu seguridad. De esta manera podrás ahorrar dinero en la póliza y aun así contar con la seguridad de que elementos como tu navegador estarán respaldados en caso de siniestro. 
Back to top