Skip to Content

¿Cuántas clases prácticas son aconsejables antes de sacar el carné?

clase práctica de coche con un instructor

En España, para sacarse el carné de conducir tipo B es necesario haber cumplido 18 años, superar un reconocimiento psicotécnico y aprobar dos exámenes, uno teórico y otro práctico. Por norma general, la parte teórica no suele presentar mayores problemas, ya que simplemente consiste en realizar un examen tipo test sobre el temario.

Sin embargo, las dificultades para la mayor parte de los futuros conductores llegan cuando hay que empezar a conducir un coche. Así, para ir bien preparado al examen, ¿cuántas clases prácticas sería recomendable realizar para conseguir el carné de conducir?
Aunque existe la posibilidad de presentarse al práctico por libre, lo más aconsejable es acudir a una autoescuela para dar un mínimo de clases prácticas antes del examen. De esta forma, el profesor puede enseñar los conceptos básicos de manejo de un coche, dar consejos para superar el examen sin demasiado problema, así como corregir posibles malos hábitos que tenga la persona al volante.

En cuanto al número exacto de clases prácticas recomendadas para sacarse el carné de conducir no existe una norma, ya que cada caso es diferente. Hay alumnos que, según su capacidad para aprender y sus habilidades en la conducción, necesitarán menos práctica que otros, pero en cualquier caso debe ser el profesor de la autoescuela quien determine cuántas clases es necesario dar para estar bien preparado. 

¿Es obligatorio dar un número mínimo de clases prácticas? 

Aunque hace algunos años se exigía a los alumnos que realizaran un número de prácticas determinado antes de presentarse al examen, en la actualidad la Dirección General de Tráfico ya no obliga a ello. Una persona puede decidir realizar el examen práctico sin haber realizado ninguna clase práctica con la autoescuela, tanto si es la primera prueba que realiza como si se trata de la segunda vez después de haber suspendido en la primera oportunidad.

Si por cualquier razón alguien ya sabe conducir, siempre es aconsejable que antes de presentarse al examen práctico realice algunas clases, aproximadamente 5, para poder aprobar con mayores posibilidades a la primera.

Éste es un caso que no se suele dar habitualmente, ya que por norma general, los alumnos no están familiarizados con la conducción y necesitan aprender desde cero. En este sentido, es necesario practicar cuantas veces sean precisas hasta adquirir cierta destreza al volante. Para ello, se recomiendan alrededor de 30 clases prácticas para poder aprobar el carné de conducir.

No obstante, como hemos comentado antes, el número de clases es distinto para cada alumno y varía en función de sus habilidades, conocimientos sobre la conducción, reflejos, tranquilidad al volante, etc. Es obvio que cuantas más clases prácticas se realicen, con mayor seguridad se podrá afrontar el examen de conducir y mejor preparado estará el alumno para circular solo en el día a día.

Lo fundamental para superar el práctico, que después se debe extrapolar a los desplazamientos diarios, es respetar las señales de tráfico, los límites de velocidad, la prioridad entre coches, así como aparcar correctamente.

Una vez que ya hayas dado las clases necesarias y hayas obtenido el carné de conducir, es muy importante circular con precaución durante los primeros meses, ya que al principio el manejo es muy básico hasta que se va adquiriendo más experiencia. De igual modo, no olvides desplazarte acompañado de un seguro de coche que se ajuste a tus circunstancias.
Back to top