Skip to Content

Qué hacer si tenemos un accidente con un coche de alquiler

chica hablando por teléfono delante de un coche
Alquilar un coche para realizar un viaje por el extranjero o por territorio nacional, ya sea por motivos de ocio o de negocios, es una de las opciones más demandadas por muchas personas que no tienen vehículo propio o bien prefieren confiar en este tipo de servicios. En la actualidad, las empresas de alquiler de coches se esfuerzan por ofrecer a sus clientes coches de alta calidad y condiciones bastante ventajosas, algo que supone un gran atractivo para los conductores. 
 
Pero ¿qué pasa si durante un trayecto tenemos un accidente con el coche de alquiler? Este momento deberá preocuparte en mayor o menor medida en función de las coberturas que incluya la póliza que hayas contratado al alquilar el vehículo, salvando los daños personales graves lógicamente. 
 
Al igual que si condujéramos nuestro propio coche, en uno alquilado también es necesario tomar todas las precauciones posibles al volante. El hecho de desplazarnos en un vehículo alquilado no nos exime de respetar las normas de circulación y ser respetuosos con el resto de usuarios de la vía para evitar posibles accidentes. 
 

Cómo actuar en caso de sufrir un accidente con un coche de alquiler

  • Lo primero que debemos hacer es comprobar el estado de los ocupantes, tanto de nuestro propio coche como del otro vehículo con el que hayamos impactado si fuera el caso. Avisaremos a los servicios de emergencias lo más rápido posible para que asistan a los heridos en el supuesto de que los hubiera. 
  • Una vez que nos hemos asegurado de que todas las personas involucradas están en perfectas condiciones o recibiendo los cuidados necesarios, es preciso completar el parte de accidentes. 
  • Será necesario llamar a la empresa de alquiler del coche para informar de lo ocurrido y que nos confirmen las coberturas que nos amparan en esa situación. Aunque lo más habitual es que los seguros de coche de alquiler incluyan como un servicio básico la asistencia en viaje, siempre es recomendable comprobarlo en el contrato o bien preguntarlo a la compañía. 
  • La empresa se hará cargo de los daños provocados al coche, así como los ocasionados a otras personas y sus objetos gracias al seguro básico obligatorio que incluye la cobertura de daños materiales y responsabilidad civil. En cualquier caso, el conductor también deberá asumir una parte de la responsabilidad según el tipo de seguro que haya contratado, excepto si es a todo riesgo
  • Hay que tener en cuenta que la compañía de alquiler de coches, sólo se responsabilizará del accidente cuando el conductor haya sido la víctima. En el caso de que sea el culpable por haber cometido una negligencia o cualquier otro tipo de actuación, el máximo responsable será el usuario. En este último supuesto, la empresa no sólo no cubrirá los daños, sino que además reclamará al conductor los gastos de la reparación del vehículo. 
  • También hay que recordar que, si la persona que conduce el coche alquilado no es la culpable del incidente y sufre algún tipo de lesión, puede reclamar los daños que considere oportunos a la otra parte haciendo uso de los procedimientos habituales.
Además de saber qué hacer si nos vemos envueltos en un accidente con un coche de alquiler, también es recomendable revisar su estado antes de ponernos en marcha. Esto nos evitará tener que asumir la responsabilidad de algún golpe o desperfecto con los que ya contaba el coche antes de usarlo. Asimismo, también es una buena opción contratar un seguro que nos proteja frente a los daños que podamos causar en caso de sufrir un percance.
Back to top