Skip to Content

Qué llevar en el coche cuando tienes un bebé

Bebé sonriente sentado en una silla para el coche y hombre atando el cinturón de seguridad.
Por muy corto que sea el trayecto, viajar en coche con un bebé supone tener que llevar a cuestas un sinfín de artículos encaminados a prever todo tipo de situaciones y contratiempos. Una cantidad de objetos que, en el caso de los padres primerizos suele ser más abundante pero que disminuye a medida que aumenta la familia.
 
Hay cosas que son imprescindibles para llevar en el coche cuando se viaja con un bebé: y una de ellas es un sistema de retención infantil (SRI) homologado acorde a su talla y peso, que no solo es obligatorio, sino que le protege en caso de accidente; otra es contar con un buen seguro de coche que ofrezca las garantías más completas para toda la familia.
 
Aún así, hay una serie de artículos muy recomendables y que resultan de gran ayuda en cualquier trayecto.
 

Qué llevar en el coche cuando se viaja con un bebé

Cuando se viaja con un bebé hay ciertos objetos que pueden sacarnos de más de un apuro, y no nos referimos a la pegatina de “bebé a bordo”:
 
  • Una manta o toalla: es un objeto multiusos que servirá tanto para tapar al pequeño si hace frío, como para usarlo si el niño se marea en el coche o para ponerlo de parapeto contra los rayos directos del sol.
  • Rollo de papel de cocina: de gran utilidad para limpiar aquello que el niño haya podido manchar en el caso de que haya habido un escape del pañal, se le haya derramado el biberón de agua, se caiga algo de comida, y un largo etcétera.
  • Pañales y toallitas: puede tener necesidades fisiológicas en cualquier momento y, si no estamos preparados, el bebé estará incómodo. Además, si persiste con el mismo pañal sucio durante horas puede ocasionarle irritaciones muy molestas.
  • Agua: llevar una botella de agua en el coche, aunque corra el riesgo de calentarse, es una salida cuando el niño demanda agua y hemos olvidado traer la suya. También puede servir para limpiar.
  • Documentos médicos: la tarjeta del médico y su cartilla de vacunaciones deben ir siempre junto al bebé, ya que son muy necesarios ante cualquier accidente que pueda surgir.
  • Chupetes de repuesto: Un niño sin su chupete en un momento de sueño o cansancio puede convertirse en el ser más irritante del planeta. Además, muchas veces les alivia las molestias que les causan la salida de nuevos dientes.
  • Juguetes: Sobre todo en el caso de viajes largos, es muy necesario llevar objetos que le entretengan y mantengan distraído.
  • Música: Incluir en el repertorio del coche un disco infantil puede suponer un soplo de aire fresco en determinados momentos en los que el pequeño no se calma con nada. Tampoco hace falta poner siempre su disco, pero sí tenerlo a mano.
  • Calienta biberones para el coche: Siempre es recomendable llevar una dosis de leche, agua y un biberón para cuando el niño tenga que hacer alguna toma fuera de casa. Pero para no volvernos locos buscando un bar donde calentar la leche, un calienta biberones conectado al coche es la mejor solución. 
  • Ropa de respuesto: Puede pasar cualquier cosa: que se manche con la comida, que haya fugas del pañal, que tenga vómitos… Por eso, hay que llevar un recambio de ropa siempre en el coche que incluya body, pantalón, camiseta, jersey, calcetines y zapatos.
  • Espejo: En los primeros meses, los SRI se colocan a contramarcha en los asientos traseros del coche, un método más seguro para el bebé, pero que nos impide verle. En estos casos, se suelen usar espejos que se instalan frente al bebé y que nos permiten mantener el contacto visual a través del espejo retrovisor del coche.
  • Protectores de sol para las ventanas: se fijan con una o varias ventosas al cristal y tamizan la intensa luz del sol reduciendo el calor que desprende pero sin privar de la visión exterior al niño.
 
Este kit para viajar con niños te ofrecerá todos los recursos necesarios para salir airoso ante las necesidades de tu pequeño.
Back to top