Skip to Content

¿Qué sucede si tengo un accidente con un coche de autoescuela?

Mujer tiene un accidente de conducción al saltarse unos conos
Cuando una persona quiere obtener el carné que le permita conducir un coche necesita llevar a cabo una prueba práctica que compruebe sus conocimientos y habilidades. Dicho examen será realizado con un automóvil cedido por una autoescuela y adaptado especialmente para tal fin, puesto que dispone de unos pedales extra a servicio de un profesional para incrementar la seguridad si la persona evaluada comete un error. Debido a esta particularidad, hay muchas personas que se preguntan quién sería el responsable en caso de que suceda un accidente con un coche de autoescuela. Sigue leyendo para averiguarlo.
 

¿Por qué tengo que aceptar dar clases en un coche de autoescuela?

Para conducir legalmente en España y el resto de la Unión Europea, es necesario un permiso que se obtiene gracias a dos pruebas: una teórica, donde el aspirante demuestra que conoce las normas de circulación y seguridad al volante, y otra práctica, donde el aspirante completa un circuito en presencia de un examinador de la DGT y un profesor de autoescuela.
 
Por ello, la mayoría de las personas se matricula en una autoescuela con la finalidad de aprender a manejar un vehículo; dicho centro dispondrá de la ayuda de un profesor que enseñará el funcionamiento del automóvil y aportará las nociones necesarias para conducir, todo esto a bordo de un coche de autoescuela, que cuenta con dos juegos de pedales: los que controla el alumno y los que puede controlar el profesor, ya sea con fines de enseñanza o en situaciones de emergencia. Las autoescuelas están en la obligación de impartir las clases en estos vehículos especiales: por eso, cuando un alumno se matricula, en las condiciones del contrato acepta que serán estos y no otros coches los que utilice para aprender y, posteriormente, examinarse.
 

¿Quién es el responsable si sucede un accidente con el coche de la autoescuela?

La realización clases de conducción o el examen práctico no están exentos de riesgos y pueden producirse accidentes como una salida de la vía, un choque contra el mobiliario o un encontronazo contra otro vehículo. 
 
En el caso de que la responsabilidad del accidente recaiga sobre otro vehículo, será el seguro del otro conductor el que tendrá que hacer frente a los desperfectos causados. Una cobertura de reclamación de daños nos ayudará a que, ya sea de manera amistosa o judicial, sea su aseguradora la que corra con los gastos.
 
Sin embargo, en el caso de que sea el vehículo usado para realizar las prácticas el causante del problema, el responsable será el profesor de la autoescuela. Esto es debido a que, pese a que es el alumno el que está en el asiento del volante, a efectos legales es el profesional que imparte las clases el conductor. Se estipula que como profesional de la automoción un profesor de autoescuela debe de ser capaz de evitar cualquier circunstancia que entrañe riesgo, pudiendo llegar a usar los pedales si fuera necesario.
 
Por lo tanto, podemos afirmar que en caso de accidente con un coche de autoescuela, será el profesional del centro el responsable y su seguro el que se hará cargo de los daños físicos y materiales causados. De este modo el aspirante a conductor no tendrá ninguna responsabilidad del siniestro.
 
Es por esa razón que los centros disponen de unas pólizas muy completas que cubran al coche de autoescuela de cualquier eventualidad que pueda suceder. Sin embargo, cualquier conductor puede acceder también a un seguro completo y personalizado si contrata un Seguro de Coche MAPFRE, disponibles tanto para aquellos que hace mucho han obtenido su carné, como para los conductores noveles que se estrenen en la vía.
Back to top