Skip to Content

¿Qué tipos de carné de coche existen?

Mujer muestra su carné de conducir B
Actualmente en España existe un variado número de tipos de carné de conducir que reciben una nomenclatura diferente según sea el tipo de vehículo y la carga que se remolque. En este artículo te contamos todos los detalles sobre cada licencia de conducción y los requisitos para obtenerla.
 

Tipos de carné de coche

Cuando nos referimos a un vehículo de cuatro ruedas de tamaño mediano, el carné que nos deberemos sacar se englobará dentro de la categoría B. Este tipo de licencia es la que se necesita para conducir la gran mayoría de coches, sin embargo, existen también otros tipos de certificados que merece la pena conocer.
 

Permiso de conducción B

Se trata del carné necesario para conducir vehículos. Si nos fijamos en la descripción detallada de este certificado comprobaremos que habilita la conducción por vía pública de automóviles que no excedan los 3.500 kilogramos de masa máxima autorizada (m.m.a.) y que esté diseñado para albergar un máximo de ocho ocupantes además de al conductor. También permite añadir un remolque mientas su peso no sea superior a los 750 kilogramos y que la m.m.a. del mismo no sea mayor que la del automóvil al que está acoplado. 
Para poder obtener dicha licencia es necesario tener más de 18 años y pasar una prueba escrita que demuestre conocimientos teóricos y una prueba práctica que compruebe el desempeño al volante.  Es conveniente señalar que, tras tres años de antigüedad, este permiso permite que su poseedor tenga la capacidad legal de conducir motocicletas con una capacidad de hasta 125 cc. También se ha de puntualizar que debe de ser renovado cada década hasta que su titular cumpla los 65 años, periodo a partir del cual tendrá que ser renovado como máximo cada cinco años. 
 

Permiso de conducción BTP

Este carné permite conducir vehículos prioritarios en servicio urgente. Un ejemplo de este tipo de automóviles son los taxis, las ambulancias o los coches de policía. Es un permiso que únicamente tiene validez en España y que desde el 1 de enero de 2016 ha dejado de tramitarse para, según la Dirección General de Tráfico, poder adaptarse “a las categorías de permisos existentes en el Permiso Único Europeo de Conducción”.
De este modo tendrá vigencia hasta que el titular necesite su renovación, momento en el cual se eliminará y se convertirá en un permiso B. Esto no implica que se pierda la facultad para conducir vehículos especiales, siempre que cumpla con los requisitos sectoriales correspondientes a la realización de su servicio y su permiso tenga en vigor la categoría exigida por el automóvil que se conduzca.

Permiso de conducción BE

El coche que se puede manejar con este certificado tiene que cumplir los requisitos fijados en el carné de clase B, pero en este caso se permite que se acople un remolque que puede llegar a tener un m.m.a. de hasta 3.500 kilogramos. Por regla general, el distintivo “E” hace referencia a permisos de conducción adaptados a llevar remolques. Al igual que sucede con el permiso B, hay que ser mayor de edad para poder obtenerlo.
 

Otros tipos de permisos de conducción

Además de los certificados detallados, existen otros tipos de carné conducir que repasamos:
 
- Permiso clase AM, A1, A2 y A. Hacen referencia a la posibilidad de conducir ciclomotores y se ajustan según la potencia de la montura.
- Permiso clase C1, C y CE. Referente a camiones, su distinción viene dada por el peso del vehículo y del remolque.
- Permiso clase D1, D y DE. En este caso la clave está en el número de personas que puede trasladar el vehículo. Generalmente estamos hablando de autobuses.
 

Conclusión

En la actualidad los tipos de carné de coche se limitan al permiso B y al BE, cuya diferencia viene dada según el peso del remolque permitido. El permiso BCE también permite manejar automóviles, pero está prevista su extinción. Existen también otro tipo de permisos de conducción según se trate de motocicletas (grupo de permisos A), caminos (permisos C) o autobuses (permisos D). Independientemente del vehículo que se conduzca es necesario que esté asegurado. El Seguro de Coche MAPFRE pone a tu disposición un amplio número de profesionales dispuestos a ayudarte en cualquier contratiempo que pueda aparecer.
Back to top