Skip to Content

He recibido una multa de un coche que he vendido

persona firmando un documento
Si hace algún tiempo que vendiste tu coche y aún sigues recibiendo multas de tráfico a tu nombre y en tu domicilio, con total probabilidad el problema se encuentre en una mala tramitación de la compra-venta ante la Dirección General de Tráfico. Cuando se produce la transacción de un vehículo de segunda mano, el vendedor tiene la obligación de comunicar la misma en alguna de las Jefaturas de Tráfico. Aunque esta gestión se debe realizar justo en el momento del traspaso del coche, también es posible en un momento posterior siempre que se presente el contrato firmado por las dos partes, junto con otros documentos. 
 
En este tipo de situaciones, el primer paso que se debe dar es confirmar si el cambio de titularidad se ha realizado de forma correcta. Para ello, es preciso acudir a la Dirección General de Tráfico y solicitar un informe sobre los antecedentes del vehículo donde se puede comprobar qué titular aparece. Una vez solicitada esta información pueden ocurrir dos casos. 
 

Coche vendido y obligación de notificar en Tráfico 

Por norma general, cuando una persona que ha vendido su coche sigue recibiendo multas que se corresponden con dicho vehículo, puede ocurrir alguno de los siguientes supuestos: 
 
  1. Si el vendedor se aseguró de realizar la notificación de la venta en la Dirección General de Tráfico, las multas que reciba posteriormente se pueden recurrir enviando un escrito donde conste la matrícula del coche y la fecha en la que se realizó el cambio de titularidad. Lo más común es que después de interponer este recurso, desde Tráfico se encarguen de remitir la sanción al nuevo propietario. Fuera de estos casos, siempre es aconsejable disponer de un seguro de coche que contemple la defensa en multas de tráfico para recibir el asesoramiento necesario. 
  2. En el supuesto de que el vendedor no gestionara la transferencia ni notificara la venta en Tráfico, puede comunicar en cualquier momento los datos del nuevo titular del coche a través de la presentación del contrato de compra venta firmado. Es preciso tener en cuenta que, aunque se disponga de este documento, hasta que la Dirección General de Tráfico no tiene constancia de dicha transacción, el antiguo dueño seguirá considerándose el titular a la hora de enviar las multas de tráfico. 
 

¿Cómo se cumple con la obligación de informar a la Dirección General de Tráfico? 

Para realizar el trámite de notificación de la venta del coche es posible acudir a cualquier Jefatura de Tráfico con cita previa y la siguiente documentación para entregar: 
 
  • DNI del titular del vehículo. 
  • Contrato de compra-venta debidamente cumplimentado con todos los datos y firmado por ambas partes. 
  • Justificante del abono de la tasa correspondiente. 
  • Impreso de solicitud de notificación de venta del vehículo que se puede descargar desde la página web. 
 
De esta forma, el titular de un vehículo que lo vende comunica el traspaso de forma oficial a la Dirección General de Tráfico. Si se obvia este paso, el cambio de titularidad no queda anotado y el antiguo dueño seguirá siendo el responsable sobre las sanciones o multas que se apliquen sobre el coche. 
Back to top