Skip to Content

Camiones: qué revisiones tienen que pasar

camión circulando por una carretera
Según la normativa, todos los vehículos deben pasar la ITV, aunque la periodicidad varía según su antigüedad. Esto también atañe a los que se destinan al transporte de mercancías por carretera pero, a diferencia de los turismos, la revisión técnica de los camiones es diferente, no sólo en cuanto a los aspectos que se analizan, sino también a la frecuencia. 
 
Debido a que los camiones son vehículos más complejos, es bastante habitual que aparezcan algunos contratiempos en las revisiones y que por ello, no pasen la ITV a la primera. En el caso de que el resultado sea negativo o desfavorable, es necesario arreglar los defectos y volver a acudir al centro de revisión. 
 

Plazos de la revisión técnica de los camiones

A la hora de explicar cada cuánto tiempo deben pasar estos vehículos la ITV, es necesario diferenciar entre dos tipos: 
 
  • Vehículos y conjunto de vehículos con MMA (Masa Máxima Autorizada) menor o igual a 3,5 T, donde se incluyen los vehículos mixtos adaptados, furgonetas, camiones y el conjunto de cualquiera de éstos con remolques, siempre que el peso máximo admitido sea menor o igual a 3,500 kilos. 
  • Hasta los dos años desde la primera matriculación, el camión está exento de pasar la revisión técnica. 
  • De 2 a 6 años: cada dos años. 
  • De 6 a 10 años: anualmente. 
  • Más de 10 años: cada 6 meses.  
 
  • Vehículos y conjunto de vehículos con MMA superior a 3,5 T, donde se incluyen los camiones y el conjunto de camiones con remolques siempre que el peso máximo admitido sea mayor a 3,500 kilos. 
  • Hasta 10 años: anualmente. 
  • Más de 10 años: cada 6 meses. 
 

Particularidades de la revisión técnica de los camiones 

  • Las luces representan uno de los defectos que más se repiten en las ITV de los camiones, por lo que es recomendable examinarlas y cambiarlas si fuera necesario antes de llegar a la revisión
  • Teniendo en cuenta el peso de todo el conjunto de un camión, el sistema de frenos debe funcionar a la perfección para no comprometer la detención del vehículo en caso de emergencia. Lo mismo ocurre con los amortiguadores y aunque son uno de los puntos más importantes, también suelen ser los que más fallos presentan. 
  • Los técnicos de las revisiones de camiones hacen un especial hincapié en el estado de los neumáticos. En este sentido, es fundamental que todas las ruedas reflejen la misma marca de homologación, su tamaño y el índice de capacidad de carga se deben adecuar a lo que se indica en la ficha técnica, la profundidad del dibujo no puede ser inferior a 1,6 mm y por supuesto, los neumáticos deben estar en perfectas condiciones sin grietas, desgastes, deformaciones, etc. 
  • A diferencia de los coches, los camiones cuentan con una serie de elementos específicos que también deben pasar la revisión pertinente, como es el caso de la luz de gálibo o el tacógrafo. 
  • Como en cualquier vehículo se comprueban además el estado del parabrisas y el resto de cristales, el nivel de aceite y de líquido refrigerante, los elementos de seguridad, el motor, el tubo de escape, el remolque, la placa de la matrícula, los parachoques, las ventanillas, etc. 
Back to top