Skip to Content

¿Qué averías puede tener un coche híbrido?

averías vehículo híbrido
Las ventas de los coches más respetuosos con el medio ambiente están experimentando un crecimiento continuo desde hace algunos años. Entre ellos, el funcionamiento de los coches híbridos ya es uno de los que resulta más familiar, debido a que básicamente se trata de un vehículo de combustible convencional que cuenta también con un sistema eléctrico como complemento al motor de gasolina. 
 
Esta es una alternativa a los modelos de combustión bastante extendida, sobre todo entre quienes no se atreven a dar el paso a una opción 100% eléctrica. Sin embargo, cuando surge la idea de cambiar de coche y aparece la posibilidad de adquirir uno que se mueva con una tecnología más sostenible, es importante conocer antes su nivel de fiabilidad y en concreto las principales averías que puede tener un vehículo híbrido. 
 
Dado que estos coches incorporan dos motores, lo más recomendable es realizar un buen mantenimiento para reducir el número de visitas al taller, al igual que sucede con los modelos de toda la vida. 
 

Revisiones recomendadas en los coches híbridos 

  • Cableado del sistema eléctrico: desde los talleres más especializados en averías de vehículos híbridos establecen en 60.000 el número de kilómetros a partir del cual los cables del sistema eléctrico pueden empezar a sufrir un desgaste importante hasta el punto de llegar a quemarse. Para evitar una reparación realmente costosa, es aconsejable realizar una revisión antes de llegar a dicha cifra. 
  • Junta de la culata: este es un elemento esencial para que cualquier coche funcione correctamente. Su avería es una de las más temidas por parte de los conductores debido al elevado precio de su arreglo y en el caso de los modelos híbridos sucede lo mismo. Conviene prestar una especial atención a esta parte cuando se han superado los 300.000 kilómetros, un número que sobradamente demuestra la fiabilidad de los modelos ecológicos. 
  • Batería: muchos usuarios suelen pensar que la principal avería de los vehículos híbridos radica en la batería eléctrica. En los coches no enchufables, lo más común es tener que cambiar esta pieza a partir de los 250.000 kilómetros, pero antes es poco probable que sufra algún daño. 
  • Conector de servicio: este elemento está presente en los coches híbridos enchufables y durante la carga suele alcanzar temperaturas bastante elevadas. Con el paso del tiempo y en casos extremos, su deterioro puede originar que se queme con el calentamiento. Para prevenir este imprevisto es recomendable cambiarlo en el momento en el que se aprecie algún daño en el mismo. 
  • Caja de cambios: las posibilidades de que surja esta avería en un vehículo híbrido son mínimas, pero en caso de suceder, esta pieza tan fundamental incide de manera negativa en el funcionamiento del coche. Además de funcionar como caja de cambios, su cometido también se basa en generar energía y servir como motor de arranque. Dada su importancia es, sin duda, uno de los peores daños que puede sufrir este tipo de modelos ecológicos. 
 
A pesar de que pueden ocurrir estas averías en los coches híbridos, no significa que se estropeen más que los convencionales. Al comprar un modelo ecológico, lo idóneo es contratar un seguro específico donde sea posible incluir las protecciones que mejor se adapten al tipo de coche y a las necesidades personales. 
Back to top