Skip to Content

El robo del cable de carga en el seguro de coche

cable de carga conectado a un punto de recarga
El número de coches eléctricos ha crecido de forma considerable en los últimos años. El hecho de que exista una movilidad alternativa más sostenible, así como ayudas a la compra por parte del Estado, está llevando a muchos usuarios a plantearse la compra de uno de estos vehículos. Sin embargo, es imprescindible que la nueva adquisición esté asociada a determinadas coberturas en el seguro, como la de robo del cable de carga
 
La contratación de un seguro de coche eléctrico o híbrido puede generar varias dudas, sobre todo en relación a los servicios incluidos. 
 

¿Cómo proteger el cable de carga ante posibles robos? 

El cable de carga de los vehículos eléctricos o híbridos enchufables es un elemento esencial dentro del conjunto y que, además, tiene un precio bastante alto (entre 150 y 300 euros o incluso más en función del modelo). Por ello, es interesante contar con algún sistema antirrobo que disuada a los amigos de lo ajeno de hurtar este elemento. 
 
Cuando el coche está conectado a un punto de recarga en un espacio público o en el garaje de una comunidad, es aconsejable colocar un candado específico en el conector. Aunque la mayoría de los modelos actuales incorporan un sistema de bloqueo cuando se cierra el vehículo, es importante verificar hasta qué punto es segura esta solución. 
 
Además, es importante que la inmovilización del cable de carga esté controlada por el propio coche en lugar de hacerse por el punto de carga. De esta forma, es más complicado que terceras personas se adueñen de este elemento cuando finaliza el paso de la corriente eléctrica. 
 

¿Cómo funciona la cobertura de robo del cable de carga? 

Como hemos comentado, una de las coberturas más importantes y demandadas en los seguros para vehículos eléctricos e híbridos es la de robo del cable de carga. Dado que tiene un precio muy elevado, disponer de este servicio en el seguro supone un ahorro considerable en caso de sustracción. 
 
En MAPFRE, este elemento se considera como una pieza integrante del vehículo. Esto significa que la garantía ofrece la reposición del mismo, sin establecer ningún límite en el valor
 
Por otro lado, este seguro incluye una completa asistencia en viaje para que los conductores puedan contar con el apoyo necesario independientemente del lugar donde ocurra el contratiempo. Así, se distinguen los siguientes casos: 
 
  • Asistencia in situ en aquellos supuestos en los que se haya producido el robo del cable de carga y la batería se haya descargado. MAPFRE dispone de una red de vehículos 100% eléctricos repartidos por más de 30 capitales de provincia equipados con generador para cargar un coche en cualquier sitio. 
  • Asistencia a través de remolque cuando el cable de carga ha desaparecido y el asegurado prefiere llevar su vehículo con la batería totalmente descargada hasta el punto más cercano o taller. 
  • Asistencia de transporte del vehículo sin límite de kilómetros en caso de avería en cualquier elemento del coche o accidente. 
 
Dado que el cable de carga es un elemento muy costoso, es aconsejable que esté cubierto por el seguro de coche. Asimismo, es importante vigilar el sitio donde se estaciona el vehículo durante el proceso de carga con el fin de evitar que se convierta en un blanco fácil para los ladrones. 
Back to top