Skip to Content

¿El seguro de coche a terceros cubre lesiones del copiloto?

Hombre y mujer jóvenes dentro de un coche
El seguro a básico indemniza daños materiales y personales a personas que se vean involucradas en un accidente ocasionado por el coche asegurado. Esto significa que, efectivamente, el copiloto siempre está cubierto tanto si va en el coche causante del accidente, como si viaja en el coche o coches involucrados.
 
Para poder circular en España, cualquier coche debe tener al día y al corriente de pago un seguro a terceros, que incluye la responsabilidad civil; esto posibilita que cualquier daño material o personal causado a terceros por el coche asegurado quede cubierto. La duda más habitual es qué se entiende por terceros: ¿Las víctimas? ¿Los viajeros? ¿Sólo el coche siniestrado? 
 
La definición de terceros referida a un seguro de coche de responsabilidad civil obligatoria incluye:
 
• A los ocupantes del coche no causante del accidente, pero afectado por el mismo.
• Al conductor del coche que se ha visto involucrado en un golpe.
• A los viajeros, incluido el copiloto, del coche asegurado que haya sido el causante del siniestro.
• Los daños materiales causados al coche contrario, no culpable del accidente, también están incluidos en la póliza a terceros básica.
 
El conductor de un vehículo asegurado a terceros que es responsable de un accidente y el propio coche son, por lo general, los grandes excluidos de la cobertura de una póliza básica a terceros. El resto de personas –todos los ocupantes de los coches afectados- sí serían indemnizadas y sus lesiones atendidas con independencia del asiento en el que viajen dentro de un coche. El copiloto -que se sitúa en el asiento contiguo al del conductor-  también está cubierto por el seguro a terceros.
 
Los bienes que transporte el coche causante del siniestro y que sean propiedad del conductor, tomador del seguro y/o asegurado tampoco están cubiertos por el seguro de responsabilidad civil obligatorio. Se consideran bienes materiales propios y no de terceros por lo que son una excepción en esta cobertura.
 
La falta de seguro de conductor, cuando se circula con una póliza a terceros, puede ser un grave problema, ya que el asegurado queda desasistido cuando es el causante del siniestro. Las compañías aseguradoras actualmente ofrecen seguros a terceros ampliados en los que, además de otros servicios y asistencias, incluyen el seguro al conductor para poder subsanar la carencia con la que cuentan los seguros a terceros básicos en la mayoría de los casos.
 
La buena noticia es que hay aseguradoras que, conscientes de esta necesidad de los conductores, sí incluyen en sus seguros básicos a terceros el seguro del conductor, por lo que merece la pena explorar esta posibilidad para poder disfrutar de las atractivas ventajas de estar asegurado como conductor dentro de tu póliza a terceros.
 
1. El conductor sí está asegurado en caso de accidente, aunque sea el causante del mismo, es el objetivo básico de un seguro de conductor: indemnizar y atender a la persona que va al volante del vehículo en el momento en el que se produce el siniestro.
2. El tomador del seguro puede elegir la cuantía por la que queda asegurado como conductor: las compañías ofrecen un amplio abanico de posibilidades para elegir la indemnización económica que corresponde en este caso.
3. El grado de protección varía en función del tipo de seguro de conductor que se contrate y de las posibilidades que ofertan las diferentes aseguradoras, por lo que es importante informarse en concreto sobre este punto.
4. Es posible que el seguro de conductor de una póliza de coche a terceros básica incluya indemnizaciones por fallecimiento, invalidez permanente y asistencia sanitaria al conductor del vehículo asegurado.
5. Asistencia en trámites administrativos puede estar incluida si tu póliza contempla el seguro de conductor. Generalmente se trata de gestiones por fallecimiento del conductor, ayudas para la adaptación del vehículo y la vivienda y otros similares.
6. El apoyo psico-emocional por accidente grave o robo del vehículo asegurado también se encuentra entre los servicios que puedes suscribir dentro de tu seguro de conductor.
7. Circunstancias tan graves, pero posibles, como el fallecimiento del conductor y de su cónyuge en el mismo accidente de tráfico también están previstas en algunos seguros de conductor para pólizas a terceros, siendo posible incrementar al cien por cien el capital asegurado, si se produce esta fatal circunstancia.
 
La finalidad del conjunto de asistencias recogidas en los seguros de conductor es que el causante del siniestro también reciba atención y quede cubierto por una cantidad económica determinada, según se suscriba en la póliza. Son servicios y apoyos pensados de forma específica para la figura del conductor, lo que hace que sean especialmente necesarios y muy valorados en el momento en que se produce un accidente o siniestro, con independencia de su gravedad, pero especialmente en los casos en los que las consecuencias son fatales. 
 
Si te preocupa la cobertura que puedan recibir los ocupantes de tu vehículo cuando tienes suscrita una póliza a terceros-básica, puedes estar tranquilo: todos están cubiertos con independencia del lugar dentro del coche en el que viajen y de acuerdo con las condiciones y límites reflejados en tu contrato. Sin embargo, es recomendable que revises los términos de tu póliza para ver si tú como conductor gozas o no de protección y en qué términos ya que, por lo general, las pólizas a terceros no cubren al conductor que causa un accidente.
Back to top