Skip to Content

Seguro de furgonetas barato, ¿dentro y fuera del país?

hombre joven con carpeta y bolígrafo, delante de furgoneta cargada
Los seguros de furgoneta deben contratarse como un producto personal y exclusivo, adaptado a tus necesidades y a las características de tu vehículo. Son muchos los datos que una aseguradora tiene en cuenta para calcular el precio final que pagas por tu póliza. Aunque el tipo de viajes –urbanos, nacionales o internacionales- que hagas de manera habitual con la furgoneta es importante, no es definitivo para tener un seguro de furgoneta barato o caro.
 
Lo importante para obtener el precio más ajustado del mercado en el caso de una furgoneta es que apuestes por pedir diferentes presupuestos en distintas compañías; probablemente las compañías con pólizas específicas para tu tipo de vehículo podrán ofrecerte mejores pólizas, más baratas en algunos casos, con coberturas especializadas para una furgoneta.
 
Para poder valorar en igualdad de condiciones los diferentes presupuestos que tengas para asegurar tu furgoneta, es crucial que facilites a todas las compañías los datos que te solicitan y siempre de la manera más ajustada posible. Ten en cuenta que, como mínimo, tienes que aportar la información más básica sobre el vehículo, su uso y el conductor o conductores, siempre de manera veraz, para obtener un presupuesto válido.
 
Calcula tu seguro de furgoneta. El tarificador te pedirá datos como estos:

1. Modelo concreto y marca del vehículo. Tipo de combustible y año de fabricación.
2. Uso más habitual de la furgoneta: profesional, personal u ocasional son las alternativas habituales.
3. Kilometraje medio por año previsto. 
4. Tipo de trayecto más habitual: urbano, nacional o internacional.
5. ¿Dónde se aparca o guarda la furgoneta habitualmente? Garaje privado, común o en la calle.
6. Datos personales del conductor o conductores, así como su experiencia al volante. Esto puede incluir datos como el sexo, la edad, el lugar de nacimiento, la profesión y/o el número de hijos, entre otros datos.
7. Tipo de seguro preferido. Para obtener un presupuesto o varios comparados es habitual centrarse en un tipo concreto de póliza.
 
Tanto los datos personales como los propios de la furgoneta van a determinar el tipo de seguro que necesitas, pero también es importante que seas consciente de las necesidades concretas y de tus prioridades para contratar un producto que responda realmente a tus expectativas y que resulte efectivo siempre que sea necesario, además de barato.
 
Pensar solo en el precio final a pagar por la prima de un seguro de furgoneta es un error habitual y grave cuyas consecuencias se pagan a corto plazo. Los usuarios de furgonetas, especialmente los que hacen un uso profesional de las mismas, deben tener muy en cuenta detalles como la rapidez en la asistencia, la protección de la carga transportada o la sustitución del vehículo.
 
Si tu furgoneta es para uso profesional, los expertos en seguros recomiendan que no te falten coberturas básicas entre las que se encuentran: 
 
Cobertura de robo. Lo más completa posible y en función del riesgo que tengas y las posibilidades de sufrir este tipo de percances.
Rotura de lunas. Especialmente en furgonetas que transiten a diario por carreteras en mal estado y/o por carreteras no convencionales.
Asistencia en viaje. Siempre desde el kilómetro cero y con cobertura internacional, si así lo precisas. Es bastante útil que la asistencia también funcione en caso de avería.
Vehículo de sustitución. En la mayoría de los casos esta es una cobertura básica, siempre que tu furgoneta sea tu herramienta de trabajo y no solo de transporte.
Seguro de conductor. Irrenunciable y esencial, que cuente con las coberturas adecuadas y con asistencias concretas para tus necesidades.
Retirada del carné y multas. Una asistencia que muchos conductores profesionales de furgoneta indican como esencial.
Gastos de taller. Ayuda o pago de intereses y gastos del préstamo necesario para la reparación del vehículo.
 
El seguro de tu furgoneta puede salirte más barato si no incluyes algunas de las asistencias o coberturas esenciales para tu caso, pero las consecuencias pueden ser muy costosas económicamente. Gracias a las pólizas especializadas y personalizables que puedes encontrar hoy en día en el mercado, es fácil que puedas disfrutar de todo lo que necesitas y pagar un precio muy ajustado.
 
Lo mejor para contratar seguros de furgoneta económicos que cubran tus necesidades es que te pongas manos a la obra. Las furgonetas son vehículos con características propias y usos variados por lo que merece la pena que apuestes por una póliza flexible y personalizable, de una compañía que escuche tus necesidades y dé respuesta a tus prioridades concretas, es mucho más fácil de lo que crees encontrar un producto así en el mercado  y no tendrás que hacer renuncias por cuestiones económicas.
Back to top