Skip to Content

Seguros de remolques para coches

Vista trasera de caravana remolcada por coche, circulando por una carretera de montaña
“Todo  vehículo,  especial  o  no,  idóneo  para  circular  por  la  superficie  terrestre  e  impulsado  por  motor,  incluidos  los ciclomotores,  así  como  los  remolques  y  semirremolques,  estén  o  no  enganchados se consideran vehículos a motor”. Esta definición recogida en el Reglamento del seguro obligatorio de responsabilidad civil en la circulación de vehículos a motor explica por qué los remolques para coches deben contar con un seguro de responsabilidad civil como el resto de vehículos a motor, aunque se trate de un vehículo no autopropulsado.
 
No importa si estos remolques para coches son usados para llevar una bicicleta, de forma ocasional para cargar maletas o si se trata de una caravana para escapadas y vacaciones: todos los remolques y semirremolques deben circular con un seguro de responsabilidad civil que cubra los daños personales y/o materiales que pueden causar a terceros.  No hay duda de que tu remolque de coche debe tener seguro.
 
El peso del remolque para coche es el que te va a indicar si necesitas un seguro específico para el remolque o si puedes añadirlo a la póliza de seguro que protege el coche al que vas a engancharlo.
 
Si tu remolque pesa menos de 750 kilogramos.
 
No es necesario que suscribas un seguro de remolque con un peso inferior a los 750 kilos –remolque ligero-. Para este tipo de remolques de coche lo recomendado es incluirlos en la póliza del seguro de coche al que va a engancharse.
 
La mayor parte de los seguros de coche, incluso las pólizas más básicas y a terceros, incluyen un seguro para remolques y caravanas. No obstante, es importante que la compañía esté informada sobre el uso de un remolque por parte del coche que asegura. Esto te evitará problemas en caso de que tengas algún siniestro en el que el remolque esté involucrado.
 
Si te preocupa que el uso de remolque vaya a encarecer el precio de tu seguro, puedes estar tranquilo y declarar la existencia del remolque a la aseguradora, en la mayoría de los casos, no es un elemento que haga subir la prima a pagar. 
 
La responsabilidad civil –daños a terceros- es la cobertura esencial de la que se beneficia tu remolque de coche –de peso inferior a 750 kilos-, incluido en tu seguro. Sin embargo, aunque hay excepciones y diferencias entre las aseguradoras, por lo general el remolque de coche incluido en un seguro, por ejemplo, en un seguro a todo riesgo, no se beneficia de otras coberturas como la rotura de lunas o el robo. Los daños que pueda causar el remolque al coche al que está enganchado tampoco suelen estar incluidos.
 
Los remolques de peso superior a 750 kilogramos 
 
Los remolques de coche de gran tamaño que superan los 750 kilos –remolques pesados-, sí deben contar con su propio seguro específico que cubra sus necesidades y que le ofrezca protección concreta y eficiente en cada caso.
 
Dentro de la misma póliza de seguro de coche no pueden incluirse, por lo general, un remolque cuyo peso supera los 750 kilos. Estos elementos se consideran vehículos a motor y por lo tanto tienen que matricularse y asegurarse de forma individual, según la normativa vigente.
 
En un seguro de remolque para coche se incluye, por supuesto, la responsabilidad civil y por lo tanto los daños a terceros, pero además se pueden incluir otro tipo de coberturas según el uso que hagas de tu remolque y tus necesidades. Por ejemplo, pueden contratarse coberturas específicas para la carga que transportas en el remolque, para el caso de incendio y de robo, entre otros.
 
Los seguros para remolques pesados no son tan frecuentes como los seguros de coche. Ten en cuenta que es posible que no encuentres muchas compañías de seguro con una gran variedad de seguros específicos para remolques, ya que son poco usuales. En muchos casos, lo más recomendable, sencillo y rápido es consultar tu caso con la aseguradora donde tienes el coche que al que vas a enganchar el remolque. Las posibilidades de que ellos te aseguren tu remolque pesado son más altas.
 
Recuerda que aunque los remolques para coche son los más conocidos, no son los únicos que existen. El Reglamento General de Vehículos define el remolque como un vehículo no autopropulsado diseñado y concebido para ser remolcado por un vehículo de motor.  Según esta definición, hay cinco tipos de remolques: el de enganche o remolque completo, el remolque con eje central, el semirremolque diseñado para ser acoplado a un coche, la caravana, remolque o semirremolque utilizado como vivienda móvil y el remolque agrícola construido para ser arrastrado por un tractor agrícola, motocultor, portador o máquina.
 
Tu remolque de coche necesita seguro para circular, no hay duda, salvo que quieras cometer una infracción y arriesgarte a ser multado. Si es un remolque ligero, con añadirlo a la póliza del coche al que lo enganchas es suficiente; mientras que, si tienes un remolque pesado, tendrás que buscar y suscribir una póliza específica que incluya tanto la responsabilidad civil de tu enganche como otras coberturas de tu interés. 
 
No te fíes de las experiencias o afirmaciones de otros en el caso de que tengas un remolque ligero para coche, comprueba que efectivamente tu seguro de coche incluye, al menos,  la cobertura de responsabilidad civil para remolques y caravanas y  no olvides de informar a tu entidad aseguradora que el coche asegurado va a circular con remolque. 
Back to top