Skip to Content

Tipos de conductores y ventajas de cada uno

pareja en un coche conduciendo
El concepto “conductor” podría definirse como aquella persona que se encarga de dirigir un vehículo. Teniendo en cuenta que en una misma unidad familiar, un coche puede ser conducido por diferentes miembros por ejemplo, se presenta un escenario en el que no existe una única tipología de conductor, sino que en función de las necesidades de movimiento de cada persona y otros aspectos, se definen diferentes clases de conductores
 
Como ya sabemos, todos los vehículos necesitan un seguro con unas coberturas mínimas obligatorias para poder circular y además, en la póliza del coche también deben reflejarse todos los usuarios que de una forma u otra vayan a desplazarse en el mismo para que puedan estar cubiertos en caso de accidente. Así, se pueden diferenciar los siguientes tipos de conductores: 
 
  • Habitual: este tipo de conductor es el que coge el coche con mayor frecuencia y en la mayoría de los casos coincide con la persona que suscribe la póliza. Por norma general, el conductor habitual cuenta con una amplia experiencia al volante o con un historial en la conducción intachable, por lo que en ocasiones, puede acceder a ciertas bonificaciones en la prima del seguro.  
  • Ocasional: también denominado segundo conductor, el ocasional solo conduce el coche de forma esporádica. Hay que tener en cuenta que se pueden incluir en el seguro del coche tantos conductores ocasionales como personas vayan a desplazarse en el vehículo de vez en cuando. En este sentido, la prima de la póliza dependerá de las características y el nivel de riesgo que presente cada uno. 
  • Compartido: es el nombre que recibe el conductor o conductores que se alternan al volante. Al igual que en el caso anterior, la prima se fija en función de la antigüedad del permiso de conducir, la edad, el historial de accidentes, lugar de residencia, entre otros aspectos. 
  • Jóvenes: los conductores con menos de 25 años y con el carnet de conducir recién sacado constituyen uno de los grupos que más riesgo suponen para las aseguradoras. Por lo que lo más recomendable es contratar una póliza específica para jóvenes con condiciones ventajosas en función de los hábitos de conducción del asegurado. 

Tipos de conductores según el perfil de riesgo  

Además de los diferentes tipos de conductores que se pueden incluir en una póliza, también se pueden diferenciar según las posibilidades que tengan de sufrir un accidente:
 
  • Riesgo alto: en esta clasificación se incluirían los jóvenes con menos de 5 años de carnet, como hemos comentado, así como las personas más mayores y quienes debido a su profesión u otros motivos pasan gran parte del día conduciendo. 
  • Riesgo medio: abarcaría los conductores con incidentes en su historial de conducción, que conduzcan determinados modelos de coche, etc. 
  • Riesgo bajo: los conductores ocasionales tienen un perfil de riesgo bajo, ya que las posibilidades de sufrir un percance son menores. 
Independientemente del tipo de conductor que vaya a moverse con el coche, no olvides la importancia que tiene declarar a todos ellos en el seguro, aunque esto suponga un incremento de la prima. Sólo de esta manera se garantiza la protección a la persona que conduce en caso de accidente.
Back to top