Skip to Content

¿Son los coches híbridos más económicos en lo que a consumo de combustible se refiere?

Un coche híbrido es el que se encuentra a medio camino entre los que emplean el motor de combustión y los que se sirven de baterías para mover su motor eléctrico. Gracias a que cuentan con ambos motores, su motor de combustión es de menor cilindrada y potencia y puede llegar a disfrutar de una póliza de seguro con las mismas coberturas, pero más económica que la de los vehículos convencionales; pero, ¿son los coches híbridos más económicos en lo que a consumo de combustible se refiere?

Para poder analizar este aspecto, es importante conocer una serie de factores importantes, en este sentido. Dentro del segmento de los coches híbridos, actualmente en el mercado coexisten dos tipos de mecánica, los híbridos y los híbridos enchufables. En cualquier caso, ambas tecnologías proporcionan un ahorro efectivo de combustible con respecto a los de combustión interna que va del 30 al 45%, por lo que indudablemente, si queremos saber si los coches híbridos son más económicos en lo que a consumo de combustible se refiere la respuesta es rotundamente afirmativa.

Ahora cabe preguntarse cuál de las tecnologías híbridas resulta más interesante y cómo logran el ahorro de combustible.

Un coche híbrido no enchufable cuenta con una batería que solo se carga cuando el vehículo está circulando gracias al motor de combustión y también en el caso de excedentes de potencia en pendientes o en deceleraciones, lo que se denominan frenadas regenerativas.

Es por ello que su autonomía es muy limitada, también lo son sus baterías, y su funcionamiento va más encaminado a dar apoyo al motor de combustión y ahorrar combustible que a funcionar por sí solo. Este ahorro se traduce en unas cifras que rondan el 30% respecto a los vehículos de combustión.

Por su parte, los coches híbridos enchufables cuentan con un sistema eléctrico más grande, lo que les proporciona una mayor autonomía en modo eléctrico, pero deben recargarse mientras se encuentran aparcados o en el garaje.

Un coche híbrido enchufable puede recorrer, por lo general, muchos kilómetros solo con el motor eléctrico, por lo que durante todo ese trayecto tiene un consumo cero de combustible. Además, al contar con unas baterías de mayor tamaño, es capaz de recargarse con más facilidad, aprovechando las frenadas regenerativas cuando el vehículo circula con el motor de combustión.

El resultado es que gracias a ese funcionamiento combinado de los motores, el consumo medio de carburante de estos híbridos puede llegar a ser del orden de un 45% inferior al de los equipados con motor convencional.

Para equilibrar la balanza, no se pueden obviar algunos inconvenientes de los híbridos, como la dependencia de los puntos de recarga, en el caso de los enchufables, o la limitada autonomía de los que no lo son, así como una notable reducción de la potencia cuando funcionan solo con el motor eléctrico. 

La conclusión en cualquier caso es que si analizamos si los coches híbridos son más económicos en lo que a consumo de combustible se refiere, hemos de tener en cuenta que el ahorro de combustible de los vehículos híbridos es notable respecto a todos los convencionales y también que puede llegar a disfrutar de una póliza de seguro con las mismas coberturas, pero más económica que la de los vehículos que no son híbridos.

Back to top