Skip to Content

¿Qué elementos componen un kit de coche obligatorio y cuánto cuestan?

Diversos elementos que deben de integrar un kit de coche
Cuando realizamos un viaje en un automóvil es necesario ser conscientes que debemos llevar nuestra documentación en regla y un equipamiento determinado por la Dirección General de Tráfico (DGT) como obligatorio. De tal modo que aquellos conductores que no lleven dicho kit de coche pueden ser gravemente multados.
 

Kit de coche obligatorio

De acuerdo con la DGT, aquellos objetos que debemos llevar siempre en nuestro vehículo son:
 
- Chaleco reflectante. Deberá ser usado cuando tengas que bajarte del automóvil en caso de que sufras una avería. Es recomendable que esté en el interior y no en el maletero para evitar correr riesgos.
- Triángulos de señalización. Indicarán que tu coche está estacionado debido a un contratiempo. Es necesario que dispongas de dos, los cuales debes colocar a 50 metros antes y después de tu vehículo (asegurándonos que son visibles desde 100 metros de distancia) en el caso de que sea una carretera de doble sentido. Si es una autovía, solamente será necesario un triangulo en la parte trasera.
- Rueda de repuesto o kit para reparar pinchazos. Gracias a ellos nos aseguraremos poder continuar nuestro viaje en caso de pinchazo. Se puede elegir una de las dos alternativas.
- Cadenas. Es imperativo que dispongas de ellas, independientemente de la época del año, aunque es cierto que su uso suele ser más común en los meses de invierno y en lugares de gran altitud. 
 

Precio del kit de coche obligatorio

Por regla general, cuando se adquiere un vehículo, el concesionario proporciona el kit indicado por la DGT, pues en caso contrario se corre el riesgo de sufrir una multa. Sin embargo hay veces que se pierden o desgastan alguno de los elementos, por lo que repasamos cuánto dinero nos puede costar obtener el kit de coche.
 
- Chaleco reflectante. Puedes hacerte con uno por unos cinco euros. Al tener un uso muy limitado no precisa que sea de gran calidad. 
- Triángulos de señalización. Es posible comprar un par de estos objetos por diez euros. Se ha de verificar que sean los legalmente aceptados. 
- Cadenas. En este caso el precio puede variar significativamente de acuerdo con la calidad. Por regla general puedes tener unas buenas cadenas de hierro por unos 25 euros. Si optas por las cadenas textiles, más fáciles de colocar, tendrás que desembolsar 40 euros.
- Rueda de repuesto. Destacamos dos variables:
  • Rueda suplementaria. Es una rueda idéntica a las otras cuatro que lleva el vehículo. Por lo tanto ocupa más espacio en el maletero pero permitirá que realices tu trayecto sin incidencias. Suele rondar los 75 euros
  • Rueda galleta. De menor tamaño, su uso es solo temporal y no se recomienda superar los 80 kilómetros con ella. Puedes conseguirla por 50 euros. 
- Kit antipinchazos. Tenemos las siguientes alternativas:
  • Manual. Fácil de usar, el líquido es almacenado en un tubo y es posible introducirlo por medio de una válvula usando fuerza manual. No es demasiado eficaz, pero solo cuesta 10 euros.
  • Automático. Con su compresor acoplado resulta mucho más eficiente que la alternativa anterior. Puedes comprarlo por 60 euros en tiendas especializadas. 

Kit de coche recomendable

La DGT, además del kit obligatorio recomienda disponer de los siguientes objetos:
 
- Pinzas de batería para poder recargarla.
- Linterna. Nos ayudará en caso de emergencia o para ver mejor lugares oscuros.
- Móvil. Para pedir ayuda en caso de necesitarla.
- Spray antivaho. Con la finalidad de mejorar la visibilidad.
- Agua y alimentos. Evitando de este modo la deshidratación.
 

Conclusión

Como has podido comprobar, la mayoría de los elementos que se deben  incluir en el kit de coche obligatorio consisten en objetos que se usan en caso de que suceda un contratiempo. Para sentirte protegido en caso de cualquier eventualidad también es recomendable tener una póliza como el Seguro de Coche MAPFRE que nos cubra los percances que puedan surgir en la carretera.
Back to top