Skip to Content

¿Qué tipo de seguro necesitan los coches tuning?

Joven con mono de mecánico con brazos cruzados delante de un coche que muestra el motor
Si tienes un coche tuneado, necesitas igualmente un seguro para poder circular con él, pero ni las características de un coche tuning ni sus complementos son iguales a las de un coche normal y esto influye en el tipo de póliza que debes contratar, las condiciones a cumplir y en la prima a pagar.
 
Dos condiciones son necesarias para que el seguro de tu coche tuneado se haga cargo de los gastos, conforme a las coberturas que hayas contratado y que no tengas problemas, si tienes un siniestro de cualquier tipo. En primer lugar, todos los elementos, accesorios o modificaciones incluidas en tu coche que precisen de homologación obligatoria, deben estar al día en este procedimiento  y en segundo  lugar, deben estar declarados de forma específica en el contrato de seguro.
 
• Homologación de todos los elementos de los coches tuning
 
Los coches tuneados pueden circular, pero siempre que todos los cambios realizados hayan sido homologados. El Manual de Reformas de Vehículos regula y especifica todas las modificaciones que precisan de homologación. Hay tuneos que no precisan de homologación, como el cambio del color del coche o una modificación en la tapicería, por ejemplo.
 
Si realizas un nuevo cambio en tu coche, es importante que verifiques si necesita o no de homologación y en caso afirmativo, estás obligado a hacer la homologación de manera inmediata y reflejar el cambio en la ficha técnica de tu vehículo. Suele ser necesario pasar una Itv (Inspección técnica de Vehículos) nueva.
 
• Declaración de coches tuning en las pólizas de seguro
 
Cada nuevo detalle que cambies en tu coche tienes que ponerlo en conocimiento de tu compañía aseguradora para que sea valorado e incluido en las coberturas del seguro, quedando protegido. Especialmente estás obligado a declarar modificaciones que cambien el valor declarado del vehículo en el momento de la suscripción de la póliza; si tienes dudas, lo mejor es consultar directamente con la compañía para evitar errores.
 
La declaración de accesorios que hagas al contratar tu póliza debe ser completa y detallada para que en caso de necesidad, la compañía pueda proteger todos y cada uno de los cambios de tuning que luzca tu coche y que puedan verse dañados o afectados por otras contingencias, como el robo. Este inventario debe actualizarse, incrementarse o modificarse cada vez que sea necesario. El titular del seguro es el responsable de notificar a la compañía cada nuevo tuneo.
 
Superados los dos requisitos imprescindibles para disfrutar de un seguro de coche tuning: homologación y declaración, es esencial saber qué tipo de póliza y qué compañía es la perfecta para contratar un seguro de coche tuning. Tienes que buscar una póliza que valore el tiempo y los euros invertidos en tu coche, toda la exclusividad y personalidad que luzca tu coche tuning tiene que estar reflejada en tu seguro para que no tengas ningún problema.
 
Las compañías de seguro van a valorar un coche tuneado y el riesgo que todas sus modificaciones implican para poder calcular una prima ajustada. Se computarán los tuneos en dos grandes grupos, por un lado los meramente estéticos y por otros, las posibles modificaciones que influyen en la potencia y prestaciones del motor.
 
• Sobre los coches tuning en lo exterior o estético
 
En este capítulo,  las compañías aseguradoras incluyen, valoran y aseguran en su caso, todos los detalles, accesorios y componentes que no afecten a la potencia o prestaciones del motor del coche. Se trata de elementos relacionados con la estética, el diseño y el confort, en definitiva, con el aspecto del coche. 
 
Entre los accesorios de tipo estético más habituales en un coche tuning se encuentran los tubos de escape, los retrovisores,  las carrocerías modificadas, pintadas o decoradas de forma exclusiva, el equipo de música o la tapicería de lujo, entre otros. 
 
El seguro de un coche tuning contempla tanto el valor económico que tienen los elementos estéticos que se instalan en los coches tuneados y el trabajo que implica este tipo de acciones, como el poder de atracción que tienen este tipo modificaciones. Los coches tuning lucen mucho más exclusivo y son más llamativos, lo que también les convierte en un reclamo mayor para ladrones y amantes de los ajeno. El riesgo de robo es muy elevado.
 
• Coches tuning en lo interior o mecánico
 
El tuneo también tienen una vertiente mecánica muy importante y desarrollada, muchos coches tunnig montan motores, frenos y un sinfín de piezas mecánicas que no son las previstas por su fabricante.
 
El objetivo del tuneo mecánico es aumentar la potencia, la velocidad y en definitiva, las prestaciones del vehículo. La compañía de seguros que proteja tu coche tuning también debe conocer en detalle todas las modificaciones de piezas y motor que tenga. Estas especificaciones son necesarias para ofrecerte una póliza adecuada y calcular tu prima a pagar.
 
Motores superiores, frenos más potentes, amortiguaciones flexibles… este tipo de tuning convierten a tu vehículo en un coche con unas prestaciones y una velocidad superior a la de los coches tipo e implica que el riesgo de siniestralidad crezca.
 
Un coche tuning que cuente con las homologaciones necesarias y que declare correctamente sus modificaciones en su póliza queda asegurado  como otro vehículo. Sin embargo, es muy poco probable que puedas suscribir pólizas básicas, promocionales o con primas low cost, ya que este tipo de seguros no cubrirá todas las necesidades reales.
 
Hay en el mercado pólizas específicas para coches tuning que completan sus coberturas con asistencias y servicios especialmente pensados para estos coches. Lo más recomendable es que consultes con las compañías aseguradoras más experimentadas y con mayores garantías para contratar una póliza adaptada a tus necesidades y a las de tu exclusivo vehículo con la que estarás protegido en todo momento, sin restricciones ni renuncias.
 
Para evitar problemas con el seguro de tu coche tuning y estar siempre protegido, consulta todas tus dudas al suscribir el contrato y no retrases ni olvides cumplir tus obligaciones: notificando cualquier nuevo cambio a la compañía y realizando todas las homologaciones que sean pertinentes.
Back to top