Skip to Content

¿Cuál es la duración de un nicho en propiedad?

Pared de cementerio para nichos con flores
Decía John Lennon que la vida es todo lo que ocurre mientras hacemos otros planes. Y uno de los planes que podemos hacer, sobre todo para evitar preocupaciones a nuestros seres queridos, es planificar todo lo referente a nuestro fallecimiento. Algo que llegará tarde o temprano. 
 
Una manera de hacerlo es contratando un seguro de decesos, que cubrirá los gastos referidos a nuestros restos mortales, justo cuando nuestra familia estará atravesando un momento delicado y muy difícil.
 
Es decir, todo el papeleo, el tanatorio, el entierro y por supuesto la gestión del nicho donde descansará el cuerpo. Según Comunidades Autónomas, un sepelio puede llegar a costar alrededor de 6.000€. Un montante que, unido al dolor de la pérdida de un ser querido, representa un paso difícil para muchas familias.
 
A consecuencia de la crisis, se han incrementado los entierros de beneficencia, donde los allegados del fallecido acreditan no poder hacer frente al coste económico que supone un entierro. 
 
Otra manera de amortiguar ese proceso doloroso es contar con un terreno en camposanto, como un nicho en propiedad. En muchos casos, es algo que se hereda y, en otros, se contrata con vistas a futuro. Existen diversas opciones para ese espacio que, con el aumento de la población y el envejecimiento de la sociedad, ya no es tan fácil de encontrar. 
 
La tumba
 
Es la forma más tradicional de enterramiento, ya que está excavada en la tierra. Puede acoger a uno o varios cuerpos y de ello dependerá su profundidad. 
 
El columbario
 
Se trata de un espacio especialmente indicado, tanto por sus dimensiones como por sus características, para acoger cenizas funerarias
 
El nicho 
 
Es el lugar habilitado para guardar los restos mortales de un fallecido y se encuentra en un muro o pared. Debido a la densidad de población y a la escasez de espacio, es muy común en las grandes ciudades. 
 
¿En propiedad o a perpetuidad? 
 
Probablemente, si hablamos con familiares o amigos, esté extendida la creencia de que, si se posee, por ejemplo, un nicho en propiedad, sea a perpetuidad. Porque ¿qué hay más perpetuo que la muerte? 
 
Pero esto daría lugar a camposantos infinitos, por eso los espacios municipales dedicados a estos fines son concesiones administrativas temporales. Es decir, lo que pagamos es un derecho de ocupación por un tiempo limitado.
 
En el caso de las tumbas y los columbarios, ese periodo asciende a 99 años. En el caso de un nicho en propiedad, ese lapso de tiempo tan solo será de 10 años. Eso sí, cuando esté próxima la fecha de fin (o renovación), se le comunicará a los descendientes o familiares directos del propietario del derecho. 
 
No obstante, cada Ayuntamiento o Comunidad tiene sus propias condiciones y es mejor informarse previamente. Si contamos con una de estas “propiedades” y queremos contratar un Seguro de Decesos, podemos hacerlo perfectamente (pero es importante comunicarlo a la aseguradora, para que la póliza se adapte a nuestro caso con las coberturas adecuadas. 
Back to top