Skip to Content

Aumentan los entierros de beneficencia en España

Aumentan los entierros de beneficencia en España

El fenómeno sería muy superior de no afectar a una generación que abonaba su seguro funerario. 

Los efectos de la crisis hacen que muchas familias en nuestro país no puedan afrontar el precio de un sepelio y tengan que recurrir a los entierros de beneficencia municipal, una modalidad dirigida a aquellas personas que no cuentan con medios para sufragarse su propio entierro y que corre a cargo de las arcas municipales. El entierro de beneficencia cubre los gastos y procedimientos mínimos que exigen las normativas, pero muchas de las liturgias habituales, como las de a pie de sepultura, no quedan incluidas.

Por provincias, en Barcelona los entierros por beneficencia se incrementaron un 50% en el año 2014, mientras que en ciudades como Zaragoza esta modalidad ha experimentado un aumento del 28%. 

El hecho de que las nuevas generaciones ya no contemplen como indispensable la necesidad de contar con un seguro de decesos es un factor que también ha influido en el incremento de este tipo de entierros. Además, si a esto se le suma que la vía de beneficencia municipal exige acreditar de forma rigurosa las incuestionables penurias que atraviesa la familia, el resultado es que, en muchas ocasiones, el precio del entierro termina saliendo del gasto familiar.

Y es que, para acceder a la condición de entierro de beneficencia, los familiares del fallecido han debido certificar ante el área de Servicios Sociales que, de ninguna forma, podrían hacerse cargo de ese entierro. Un trabajador social corrobora la identidad y situación económica de los fallecidos y tramita los "contratos" de beneficencia.

A pesar de los datos que marcan un incremento en este tipo de entierros, lo cierto es que el fenómeno sería muy superior de no afectar a una generación que abonaba su seguro funerario. Y es que un seguro de decesos se traduce en un gasto mínimo en el presupuesto anual de una familia y ofrece la tranquilidad de que será la compañía de seguros la que se hará cargo de todo el papeleo, además del coste económico de un entierro. 

Un seguro de decesos, como coberturas más importantes, debe facilitar libre elección de cementerio, tanatorio, traslados nacionales e internacionales con destino España, y servicio de asistencia familiar. 

Back to top