Skip to Content

Accidente del albañil en casa: ¿qué debo saber?

obrero cayendo de una escalera
Has decidido hacer reformas en casa. Después de pasar mucho tiempo decidiéndote por el estilo de decoración que más te gusta, ya has solicitado un préstamo para acarrear con los gastos y te dispones a comenzar las obras. 
 
En primer lugar, tienes que saber que, al contratar los servicios de un albañil en tu hogar estás actuando como contratista o promotor de una obra. Esto es importante ya que son los encargados de elegir a las personas correctas para desempeñar el trabajo con eficiencia y seguridad. 
 
Hemos visto ya que sucede con tu seguro de hogar en caso de que tu empleada doméstica sufra un accidente durante su jornada laboral. Y lo cierto es que, mientras sí que cubre la responsabilidad civil sobre los desperfectos que pueda ocasionar en tu hogar; en caso de un accidente, lo mejor es contar con un seguro laboral específico que te garantice que sucesos de ese tipo quedan cubiertos.
 
Lo mismo ocurre con las obras en casa. La responsabilidad civil del seguro del hogar cubrirá los desperfectos que nos puedan ocasionar los albañiles en el mobiliario con las obras, pero si tienen un accidente, es mejor contar con un seguro concreto para estos casos mientras duren las obras. Así evitas problemas por cualquier posible complicación que pueda surgir. 
 
Es precisamente por nuestra posición como promotores de la obra que tenemos que velar por esos imprevistos, ya que es responsabilidad nuestra la reforma se desarrolle dentro del entorno de seguridad adecuado y necesario. 
 
Así, aunque sea tentador acudir a obreros que actúen de forma independiente para ahorrar en el precio, es mucho mejor y más responsable contratar los servicios de una empresa que esté bien regularizada.
 
Es buena praxis exigir ciertos documentos antes de contratar a alguien para que realice obras en casa. De tal modo que tengas garantías de solución ante cualquier imprevisto, lo que sumado a la protección de tu hogar con el seguro te proporciona la mayor tranquilidad.
 

Estos documentos son:

  • Los documentos TC1 y TC2 de todo trabajador que vaya a pisar la obra. Estos son modelos de la Seguridad Social para ver las cuotas de cotización.
  • El seguro de accidentes de los trabajadores.
  • El seguro de responsabilidad civil extracontractual por un mínimo de 300.000 euros.
  • El certificado de estar al corriente de pagos con Hacienda y la Tesorería de la Seguridad Social.
  • Buscar la empresa por el CIF y asegurarse de que no tienen juicios por negligencias u obras mal rematadas.
  • La factura de los trabajos, que funciona como garantía para reclamar.
  • Por ley, es necesario un año de garantía en todos los trabajos (hay empresas que ofrecen más).
  • El presupuesto detallado y cerrado evitará las partidas fuera de presupuesto y hará que no haya ninguna sorpresa desagradable.
Tomar las medidas necesarias para que la reforma de tu casa sea perfecta es un paso sencillo con el que ganas tú en tranquilidad y seguridad, pero también todos aquellos que están involucrados en las obras. Lo que está claro es que tienes todo que ganar y nada que perder si lo haces.
 
Además, recuerda que con tu Seguro de Hogar MAPFRE estarás cubierto ante cualquier imprevisto que pudiese surgir. Cúrate en salud y acude a los profesionales.
Back to top