Skip to Content

Cómo se calcula el valor del mobiliario de mi casa para poder asegurarlo correctamente

mobiliario del salón de una casa
Cuando contratamos un seguro de hogar, se asegura tanto el continente como el contenido de la vivienda para que, en caso de ocurrir un siniestro, todo el conjunto quede cubierto y podamos recuperar las pérdidas o subsanar los daños que se hayan originado. 
 
Los bienes que forman parte del contenido o mobiliario se deben valorar en el momento de la contratación de la póliza y normalmente, se suele hacer según el coste de reposición o sustitución por otros nuevos. En este sentido, no hay que olvidar incluir todos aquellos enseres que, en caso de accidente, como por ejemplo, un incendio, queden inservibles y nos encontremos en una situación de desamparo. 
 
Así, debemos tener en cuenta que el concepto mobiliario hace referencia al conjunto de pertenencias que se encuentran dentro de la vivienda. Esto significa que si en nuestra casa tenemos un jardín, los bienes que estén en el exterior deberán aparecer reflejados de una forma especial en la póliza. 
 

Recomendaciones para calcular el valor del mobiliario 

Para calcular el valor del contenido de una casa, es importante hacer un listado de todo el mobiliario, estancia por estancia: 
 
  • Muebles de toda la vivienda (camas, sillas, armarios, mesas, etc.). 
  • Objetos de adorno y decoración (lámparas, cuadros, cortinas, alfombras, etc.). 
  • Electrodomésticos. 
  • Aparatos de imagen y sonido. 
  • Dispositivos tecnológicos
  • Ropa y cualquier objeto de uso personal imprescindible. 
  • Otro tipo de enseres como sábanas, toallas, nórdicos, vajilla, cubertería, etc.
  • Productos de alimentación.  
 
Una vez que sabemos todos los elementos que debemos incluir en el seguro, llega el momento de estimar el valor del mobiliario para que, en el caso de que ocurra un siniestro, la compañía aseguradora pueda pagarnos una indemnización lo más aproximada al coste del objeto o bien sustituirlo por otro nuevo de igual valor. 
 
Para realizar este paso, es recomendable recuperar las facturas de todos los bienes en el caso de que aún las conservemos o bien consultar en Internet o en una tienda física cuál es el precio del elemento que queremos asegurar. Recuerda que valorar todas las pertenencias de forma correcta puede evitarte más de un disgusto en caso de ocurrir un incidente en la vivienda.
 
Se trata de tener protegidos al máximo posible todos aquellos bienes que utilizamos en el día a día y que forman parte de nuestro hogar. Como sucede habitualmente, adquirir todo el mobiliario de una casa conlleva una inversión importante y por ello es fundamental protegerlo de la mejor manera frente a cualquier percance. 
 

¿Qué ocurre con las joyas y objetos de valor? 

Por norma general, para incluir en un seguro de hogar las joyas y otros objetos con un alto valor, como cuadros o colecciones, será necesario contratar una cobertura adicional a la que protege el resto del contenido de la casa. Esto se debe a que estas pertenencias tienen un precio en el mercado bastante alto. 
 
Además, las aseguradoras suelen establecer ciertos límites para asegurar estos bienes e incluso fijar algunos requisitos relacionados sobre todo con las medidas de seguridad con las que cuente la vivienda. 
 
En definitiva, independientemente del objeto de que se trate, procura siempre hacer bien los cálculos para que no te encuentres en una situación de infraseguro en la que tus bienes tendrán un valor inferior a su precio en el mercado y la indemnización que recibirás en caso de siniestro no llegará a cubrir el total de las pérdidas. 
Back to top