Skip to Content

7 tips muy sencillos para saber cómo ahorrar luz en tu casa

manos sujetando dos bombillas
Poner en práctica todos los tips que están a nuestro alcance para saber cómo ahorrar luz en casa es una de las máximas prioridades de muchas familias. A través de algunos gestos que apenas cuestan esfuerzo realizarlos no sólo es posible disminuir el presupuesto mensual destinado a la energía del hogar, sino que al mismo tiempo, quienes tienen en cuenta este aspecto también están poniendo su granito de arena para propiciar la sostenibilidad del planeta. 
 
Es cierto que las innovaciones tecnológicas y el mayor protagonismo que han adoptado los aparatos electrónicos en cualquier vivienda han ayudado a que nuestro día a día sea más confortable. Sin embargo, por otro lado, esta comodidad también ha incrementado de forma considerable la factura de electricidad, convirtiéndose en una de las partidas más importantes a la que es preciso hacer frente de forma periódica. Por ello, es recomendable no perder de vista algunos consejos que se traducen en un mejor aprovechamiento de la energía. 
 

¿Cómo ahorrar luz en casa de forma sencilla? 

  • Aunque dejar los aparatos en stand by nos resulte ciertamente cómodo para el próximo uso, la realidad demuestra que si desenchufamos de la red eléctrica todo lo que no está funcionando, se puede ahorrar hasta un 10% del total del consumo. 
  • Durante los meses en los que la calefacción o el aire acondicionado tienen una mayor actividad, la subida en la factura es considerable. Para ahorrar luz en casa en este sentido, nada mejor que seleccionar una temperatura proporcionada que oscile entre 19 y 21 grados. 
  • Aprovechando que en la actualidad los electrodomésticos están diseñados para que funcionen con una mayor eficiencia, es recomendable hacer números para valorar si ha llegado el momento de renovar la lavadora, el frigorífico, el lavavajillas o la secadora. Si elegimos un modelo con la etiqueta energética A, nos aseguramos que la energía que consume el aparato es mínima y aunque a priori el precio de compra sea más elevado, a largo plazo se consigue amortizar por el menor gasto de electricidad. 
  • Teniendo en cuenta que la lavadora es uno de los electrodomésticos que más se utilizan y que representan un mayor consumo, es aconsejable elegir en la medida de lo posible la opción de lavado en frío y el ciclo más corto. Además, se debe evitar hacer la colada sin que el tambor esté completamente lleno de ropa. 
  • Otro de los consejos básicos para ahorrar luz en el hogar consiste en encender las luces únicamente cuando sea necesario y apagarlas siempre que se salga de una habitación. Con esta acción tan simple es posible economizar en el gasto, aunque si las bombillas que utilizamos son LED el resultado será más favorable para el consumidor.
  • En la actualidad, la mayoría de las cocinas funcionan con vitrocerámica o inducción para lo cual es imprescindible elegir siempre el recipiente adecuado que se ajuste al tipo de comida, tapar las ollas y sartenes o aprovechar el calor residual de los fuegos para terminar de cocinar si queremos ahorrar energía en esta parte de la vivienda. 
  • Las aplicaciones móviles también nos pueden ayudar en este objetivo. Solo hay que elegir aquellas que nos resulten más prácticas entre la amplia gama que existe para llevar un control más exhaustivo del gasto de electricidad que se produce en casa. 
 
Con estos sencillos tips es posible beneficiarse de un ahorro importante en la próxima factura de la luz. Además, si te preocupa la economía en el ámbito doméstico, no dudes en contratar un seguro de hogar con las coberturas que mejor se ajusten a tus necesidades.
Back to top