Skip to Content

El consumo familiar en Navidades

una madre con su hija comprando adornos de Navidad

La Navidad es sinónimo de reuniones con amigos y familiares. Pero además de ser una fecha de paz, ilusión y buenos deseos, también es la época del año en la que más se consume. Se calcula que el consumo familiar en Navidades supone hasta un 30% más que la media mensual del gasto que se realiza durante el resto del año.

Aunque este incremento en el consumo depende de la capacidad económica de cada hogar y de la composición del mismo, los conceptos que más se repiten en Navidad son comprar y regalar. Ya se trate de realizar una cuantiosa inversión en los alimentos que coparán las mesas en la cena de Nochebuena o comprar los juguetes para los más pequeños en el día de Reyes, e incluso planificar un viaje bien por ocio o para pasar las fiestas con los seres más queridos. 

¿Qué gastos engloba el consumo familiar en Navidades?  

  • Antes de que llegue la época navideña como tal, durante las semanas previas ya comienzan a celebrarse las populares cenas de empresa o las míticas reuniones con amigos a los que ya no volverás a ver hasta el próximo año. En función del tipo de encuentro que se realice, la asistencia a estos eventos también resta, en mayor o menor medida, del presupuesto familiar.
  • Organizar una cena de Nochebuena y una comida el día 25 de diciembre perfectas en casa suele suponer el 30% del gasto familiar en Navidad. Si contamos con que estos días se adquieren productos de mayor calidad que no se suelen comer durante el resto del año y que además los precios se disparan ante la mayor demanda, el bolsillo se resiente a costa de degustar exquisiteces durante esos días.
  • Ya no podemos concebir unas Navidades sin regalos, aunque tan sólo se trate de un detalle. Esta partida representa casi el 40% del consumo familiar en esta época. Entre los productos estrella se encuentran los aparatos tecnológicos que año tras año se están convirtiendo en los protagonistas de los presentes navideños, seguidos de la ropa y complementos, sin olvidar los viajes. Además, en el caso de que en la familia haya uno o más niños, este gasto puede llegar a incrementarse aún más.
  • “¿Y si toca?” Ésta es una de las frases que más resuena en los días previos al sorteo de Navidad. Es irremediable no llevar, como mínimo, un décimo de lotería donde depositamos todas nuestras ilusiones. Aunque en algunas zonas de España, como por ejemplo Lérida, el consumo es mayor, posicionándose como la región que más dinero se gasta en lotería (aproximadamente 227 euros por persona), junto a la comunidad autónoma de La Rioja (86 euros por habitante).
  • Otro de los gastos más importantes en Navidad corresponde a los viajes, aproximadamente el 20% del total. Es la época por excelencia para desplazarse al lugar de origen y vivir unos días con los familiares que hace tiempo que no se ven, aunque también puede ser la ocasión perfecta para escapar de las luces y los villancicos y viajar para descubrir otras culturas.
  • A pesar del frío, la época navideña invita a salir más, ya sea para encontrarse con amigos, para contemplar la decoración de las ciudades o para disfrutar de un espectáculo típico de estas fechas. El gasto en ocio puede llegar a superar más del 10% del consumo familiar en Navidades.
Back to top