Skip to Content

¿Cuánto cuesta reformar una cocina aproximadamente?

cocina abierta en una casa de colores claros
Ya sabemos que con el paso de los años y las actividades diarias que se realizan en una casa, el mobiliario, y en ocasiones la estructura, se va desgastando y quedando anticuado hasta tal punto que la vivienda puede llegar a perder su confortabilidad. Por ello, a la hora de emprender algunos cambios, una de las preguntas más recurrentes es cuánto cuesta reformar una cocina
 
Partiendo de la base de que el coste de este tipo de renovaciones es muy elevado, conviene tener en cuenta que variará según las dimensiones y las partes que sea necesario sustituir, así como la calidad de los materiales empleados y de los nuevos aparatos. 
 
En los últimos años, las cocinas han adquirido un mayor protagonismo dentro de la mayoría de los hogares, lo que ha conllevado a que sean uno de los espacios que más se reforman. En cualquier caso, antes de empezar es importante tomarse el tiempo preciso para valorar el estilo que se quiere aportar a la misma pensando en la practicidad a largo plazo, si es imprescindible sustituir todos los electrodomésticos o solo algunos, así como la envergadura de la obra para remodelar toda la cocina o ciertas partes. 
 

Análisis de cuánto cuesta reformar una cocina 

Para obtener una idea aproximada de cuánto cuesta reformar una cocina es aconsejable solicitar al menos 3 presupuestos. De esta forma se puede hacer una comparativa del precio y de los servicios y garantías que ofrece cada proveedor para elegir el que más se ajuste a las necesidades y preferencias personales. 
 
No obstante, según algunos cálculos aproximados, el coste total de renovar una cocina sin realizar obras es de 2.500 euros aproximadamente. En el caso de que sea necesario acometer labores de construcción, el precio se incrementa de forma considerable: en torno a 5.500 euros cuando el espacio es amplio (10 metros cuadrados) o alrededor de 3.500 euros si la cocina es más pequeña (entre 4 y 5 metros cuadrados). 
 
En este cálculo no podemos olvidarnos de lo que cuesta instalar un mobiliario nuevo que, a grandes rasgos, suele situarse en 2.000 euros cuando la cocina es de un tamaño mediano. Junto a esto, se deben sumar también los revestimientos y el pavimento (2.000 euros), los trabajos de carpintería (400 euros), la compra de nuevos electrodomésticos (2.000 euros) y las mejoras en las instalaciones de gas, electricidad y fontanería si fuera necesario (1.200 euros). 
 
Como comentábamos antes, estas cifras son aproximadas, ya que pueden variar en función de la elección de cada persona e incluso según la localidad donde esté ubicada la vivienda. En cualquier caso, a la hora de renovar una cocina es importante no dejarse llevar solamente por el presupuesto más bajo, sino que es fundamental confiar la reforma a una empresa especializada que cuente con buenas referencias. En caso contrario, existe la posibilidad de que una vez terminadas las obras, sea preciso emprender otras nuevas para subsanar defectos en un corto espacio de tiempo. 
 
Contando con un seguro de hogar adecuado, además de acceder a las coberturas más completas para solventar muchos problemas domésticos, cuando estos queden fuera de la cobertura del seguro, MAPFRE pone a la disposición de los asegurados a los profesionales idóneos a unas tarifas especiales.
Back to top