Skip to Content

¿Cubre mi seguro de hogar las travesuras de los niños?

niños jugando en una cama
Contar con un seguro de hogar en una vivienda es una garantía de tranquilidad y bienestar. Una póliza de este tipo respalda multitud de siniestros que puedan ocurrir y, aunque a priori no se repare en ello, también cubre las travesuras de los niños a través de varias coberturas. Dado que los actos de los pequeños son impredecibles en la mayoría de las ocasiones, es importante contar con la protección más completa para estar preparado ante lo que pueda ocurrir y las consecuencias en que derive. 
 

Responsabilidad civil de los niños 

Los seguros de hogar incluyen una cobertura de responsabilidad civil para hacer frente a los daños materiales y personales ocasionados a terceros, tanto por la vivienda asegurada como por alguno de sus ocupantes. En esta garantía se incluyen las indemnizaciones, las fianzas y los costes judiciales que correspondan para solventar la situación. Dado que esta protección se extiende a todas las personas que vivan en la casa, la póliza cubre las travesuras de los niños que originen algún daño a terceras personas, tanto dentro como fuera de la vivienda. 
 
Esta cobertura es básica en los seguros de hogar y uno de los puntos más interesantes  ya que aplica incluso fuera del inmueble, ya sea por alguna trastada cometida en la calle, en un establecimiento, en un edificio, en el parque o en el colegio. Sin duda, es una solución muy útil con la que cuentan los padres para responder de las típicas travesuras que suelen cometer los más pequeños y que dan lugar a situaciones realmente embarazosas. 
 
Junto a ello, es necesario especificar que la responsabilidad civil también cubre las acciones de los hijos dentro de la vivienda y que causen daños a terceras personas. Es el caso, por ejemplo, que dejen los grifos abiertos y se origine una inundación que provoque goteras en el vecino de abajo o que tenga lugar algún incidente doméstico con un compañero al estar jugando. 
 

Otras coberturas para mitigar las travesuras de los niños 

  • La cobertura todo riesgo accidental cubre la rotura accidental que se produzca en marcos, molduras, objetos decorativos, lámparas, vajillas, etc. Por lo tanto, las travesuras de los niños que tengan consecuencias en estos elementos también están cubiertas por esta garantía del seguro de hogar. 
  • Sabiendo que los pequeños pueden tener todo tipo de ocurrencias y que pueden causar cualquier desperfecto, la cobertura de daños materiales se encarga de solventar los problemas causados por agua, la rotura de cristales y aparatos sanitarios, así como el deterioro que cause una fuga de agua. 
  • Las travesuras de los niños también pueden dar lugar a la pérdida de las llaves de la vivienda por estar jugando con ellas. En este supuesto, es fundamental que el seguro de hogar incluya la cobertura de garantías complementarias para proceder a la sustitución de las cerraduras. 
  • Además, una póliza de hogar totalmente completa debe incluir asimismo la cobertura de defensa jurídica para que los padres puedan contar con el asesoramiento judicial necesario en caso de que las trastadas de los hijos no se puedan solucionar con las garantías anteriores y deriven en un proceso más complicado. 
Back to top