Skip to Content

Cómo la domótica puede ayudarnos en el hogar

domótica

Hoy en día, la eficiencia energética es un tema que preocupa sobremanera a todos los consumidores que cada vez contamos con más medios a nuestro alcance para poder ahorrar y, proteger así el medio ambiente. Uno de ellos es la domótica que, pese a que supone una inversión inicial en algunos casos importante, luego nos puede resultar muy útil y cómodo contar con un sistema que nos permite controlar muchos aspectos de la casa. Es en ese momento cuando debemos valorar cómo la domótica puede ayudarnos en el hogar.

La domótica está integrada por aquellos sistemas que son capaces de automatizar elementos de una vivienda, tanto desde dentro como desde fuera de la casa. Para conseguir este objetivo, contamos con sistemas tecnológicos que son los que nos van a permitir controlar la iluminación, los toldos, o los sistemas de seguridad, entre otros. Desde fuera de casa podemos así apagar, encender y regular estos mecanismos, comprobando cómo la domótica puede ayudarnos en el hogar.

Entre las ventajas se encuentra su constante evolución, lo que significa una adaptación de las novedades tecnológicas más recientes. Para saber cómo la domótica puede ayudarnos en el hogar, es importante conocer qué podemos controlar:

  • Iluminación. Gracias a la domótica podemos encender y apagar, además de regular la intensidad desde 0 al 100%. 

  • Climatización. Se basa en una temperatura establecida y la programación de la misma. También se puede desconectar la calefacción de forma automática cuando nadie está en casa y subirla al llegar a la vivienda. Otra de las ventajas es que, en caso de una casa grande, se puede regular la temperatura por zonas.

  • Ventanas, persianas, toldos y cortinas. Para ello, los elementos deben estar motorizados para poder integrarlos dentro del control domótico. 

  • Puertas. Una vez integradas en el sistema de control domótico podemos permitir nuestro acceso a la vivienda, además del acceso a otras personas que necesiten entrar a la misma.

  • Electrodomésticos. Gran parte de los nuevos electrodomésticos cuentan con alarmas, sistemas de gestión y avisos remotos, que también podemos integrar con otros sistemas de domótica. En ocasiones, cuentan con alarmas que pueden avisar de una puerta abierta del congelador, o un filtro lleno de la lavadora a través de un email o un sms. Otra opción en programar los electrodomésticos de forma remota a través de Internet o el móvil.

Todos estos aspectos son decisivos a la hora de analizar cómo la domótica puede ayudarte en tu hogar. Aplicaciones, instalación, control… son varias las formas a las que podemos recurrir, sin olvidar que el coste inicial queda completamente justificado. Es más, un buen seguro de hogar ofrecerá coberturas que nos permitan estar tranquilos si alguno de estos mecanismos nos falla. Solo hay que elegir el más adecuado.

Back to top