Skip to Content

¿Es necesario hacer un seguro al firmar una hipoteca?

lupa apuntando una casa de juguete
Aunque a nivel general no es obligatorio contratar un seguro de hogar como puede serlo en el caso de un coche para que éste pueda circular, sí que hay que contar con una póliza que proteja la vivienda cuando ésta está hipotecada. Desde hace algunos años, una práctica bastante extendida entre las entidades financieras es la de imponer, en cierto modo, la contratación de un seguro de hogar vinculado a la hipoteca, algo que supone una ilegalidad. 
 
Quienes contratan un préstamo con garantía hipotecaria para poder pagar su vivienda, tienen total libertad para poder elegir el proveedor de su seguro de hogar, ya sea la propia entidad bancaria o una compañía aseguradora ajena. Aunque puedan existir ciertas presiones por parte del banco para que el usuario se decante por su seguro, incluso llegando a denegar la concesión de la hipoteca, hay que tener claro que esta praxis está totalmente prohibida según la Directiva Europea sobre Hipotecas, aprobada por el Parlamento Europeo. 
 
Sabiendo que hay que asegurar la vivienda cuando existe una hipoteca, pero que las entidades bancarias no pueden vincular la póliza y el préstamo, en el caso de que te decantes por hacerlo con tu banco, es importante tener en cuenta ciertos aspectos. 
 

Asegurar la vivienda con el banco

Antes de tomar esta decisión, es fundamental que compares varias pólizas de las que existen en el mercado, no sólo para comprobar si el precio del seguro de hogar que te ofrece la entidad bancaria es alto o bajo, sino sobre todo para saber las coberturas con las que podrás contar y que mejor se ajusten a tus necesidades.  
 
En la mayoría de las ocasiones, las pólizas que los bancos vinculan a las hipotecas suelen tener un precio más elevado que si las contratamos con una compañía aseguradora. Además, las coberturas en este último caso son siempre más completas que las que incluye una póliza ofrecida por el banco, que por norma general sólo contempla la cobertura de daños. 
 
En otro supuesto, si en la actualidad tienes contratado un seguro de hogar que está vinculado a la hipoteca, debes saber que tienes el derecho de cambiarlo y elegir otro diferente de una aseguradora externa. En una situación así, es recomendable hacer números valorando las bonificaciones con las que cuenta tu hipoteca por tener asociada una póliza de hogar, si existe un periodo de permanencia y cuál es la penalización por no cumplirlo, las condiciones del nuevo seguro de hogar, etc. 
 
Si después de realizar este análisis, contratar una nueva póliza con una aseguradora te supone más ventajas, será necesario informar al banco y solicitar a la compañía aseguradora para que realice una cesión de derechos a favor del banco durante el tiempo en el que la hipoteca esté vigente.
 
No olvides que si la hipoteca ya está pagada, no será obligatorio contar con un seguro de hogar para tu vivienda, aunque como sabemos que los desperfectos y averías están a la orden del día, tener una protección de este tipo es una decisión inteligente. Una póliza para el hogar no sólo es importante para solventar los daños materiales, sino que la responsabilidad civil frente a terceros constituye un resguardo para asegurar nuestra tranquilidad.  
Back to top