Skip to Content

Las 5 averías en casa que más cuesta reparar

manos de una mujer cubriendo una casa en miniatura con una tirita
Lo más habitual es que con el paso del tiempo y el uso de los espacios, las reparaciones en el hogar vayan aumentando. Sin embargo, no hay que perder de vista que algunas averías en casa surgen como consecuencia de no haber adoptado las precauciones necesarias, sobre todo en el modo de utilización y en el mantenimiento. Así, es bastante probable que haya que enfrentarse a algunas soluciones que exigen un gran desembolso para restaurar la situación. 
 
Dado que ser propietario de una vivienda es un hito importante en la economía personal, conviene prestar atención a los posibles daños que pueden surgir para evitar gastos inesperados. En muchos casos, algunos desperfectos no se pueden prever, ya que una casa es un lugar propenso a protagonizar múltiples desgastes y accidentes. Aun así, las estadísticas demuestran que unas averías se repiten más que otras y la incidencia que pueden tener en el ámbito doméstico, tanto a nivel de confort como de gasto, es muy importante. 
 

Reparaciones en casa que pueden salir muy caras 

  • En algún momento de su vida útil, todas las viviendas tienen algún grifo que pierde agua. Esta avería tan simple aparentemente puede deberse a un mal ajuste de los distintos componentes o, en otra situación más grave, ser el efecto de una rotura en las tuberías. Además del coste que supone reparar las posibles filtraciones de agua o las cañerías, hay que sumar también el desmesurado gasto en consumo de agua que se haya podido producir. 
  • Tanto en las viviendas unifamiliares como en los bloques de pisos, la tubería principal del agua es uno de los elementos que causa más quebraderos. La rotura de este conducto se puede producir por diferentes motivos, como por ejemplo el cambio extremo de temperaturas o la antigüedad de la estructura. Si sucede este tipo de avería en casa, lo más probable es que la tubería general se encuentre oculta, bien soterrada o detrás de la pared, por lo que el acceso para su reparación exige una obra en toda regla. Hay que tener en cuenta que una vez que se empiezan a observar los daños, significa que existe un desperfecto aún mayor.  
  • Otra de las reparaciones en el hogar más costosa y que se repite bastante se localiza en los techos. Esta superficie tiene que soportar todas las inclemencias del tiempo y, en el caso de que esté construida con tejas, con el paso del tiempo tienden a romperse y soltarse. Por lo tanto, para que los daños en esta zona no constituyan un peligro ni sean la causa de futuras filtraciones, en ocasiones no es suficiente con sustituir las partes más afectadas, sino que se opta por cambiar el tejado completo. 
  • Algunos daños en la instalación eléctrica no están asociados a un elevado coste para solventarlos, aunque no sucede lo mismo en otros casos, como puede ser la sustitución del diferencial. Además de contactar con un equipo profesional para que revise la instalación cada cierto tiempo, conviene tomar algunas medidas de precaución como no sobrecargar el circuito o desenchufar siempre los aparatos que no se estén utilizando.
  • La rotura de la caldera es una de las situaciones más temidas en la mayoría de las viviendas, ya que constituye una de las averías en casa más caras. En el caso de que únicamente sea necesario arreglar algún problema, el desembolso no es muy alto, pero si es preciso cambiar el termo, el gasto asciende considerablemente. Por ello, es importante realizar un mantenimiento periódico y prestar una especial atención al aparato a partir de los 5 años para evitar fugas y cualquier rotura que pueda suponer un peligro. 
Back to top