Skip to Content

El seguro de mascotas es la mejor opción para proteger a los peces

Una mujer y un niño observan un acuario con peces payaso
Si nuestra pasión es el cuidado de los peces, debemos contar con una póliza que nos ampare en caso de accidente. La rotura de cristales del acuario es el principal problema que suelen encontrarse las compañías aseguradoras. Este tipo de accidentes causan, a su vez, otros daños de mayor envergadura, tales como inundaciones, humedades y la pérdida del ecosistema de peces y plantas que hubiera en su interior. En este último caso, conviene contar, además, con un seguro de mascotas.
 
La mayoría de las aseguradoras incluyen la garantía de cristales como un plus en su Seguro de Hogar. Aumentará la cuota anual de la póliza pero, a cambio, nos dará la tranquilidad de saber que los imprevistos están cubiertos. 
 

Límites según la capacidad del acuario

Para disfrutar de ella, hay que cumplir ciertas características, por ejemplo: que se trate de un tanque con entrada y salida directa de agua (que no sea una pecera). Por eso, ante la gran diversidad de opciones que ofrecen las compañías, lo mejor será llamar a la nuestra para notificar que tenemos un acuario y que nos informen de las opciones con las que contamos.
 
La indemnización que recibamos tras un accidente que haga añicos las paredes del acuario dependerá, sobre todo, de los litros de agua que contenga: no es lo mismo que una incidencia cause un estropicio en el suelo de nuestra casa, a que ocasione una inundación que afecte al vecino de abajo. Por este motivo, las aseguradoras fijan ciertos límites en función de la capacidad cúbica del tanque.
 

Los peces, mejor con un seguro de mascotas

Muchos seguros de hogar incluyen algunas coberturas básicas para proteger al dueño del animal de la responsabilidad civil que conlleva tener uno. Si tu mascota causa un daño material o personal a un tercero, el seguro se hará cargo de la indemnización correspondiente. 
 
 
En otras situaciones, un seguro de mascotas será la mejor opción. La mayoría de estas pólizas ofrecen asistencia veterinaria al animal en caso de accidente o enfermedad; aporta la cuantía de una indemnización si el animal se pierde o si nos lo han robado; o si la situación obliga a sacrificarle, la aseguradora correrá con los gastos que conlleve dicha operación.
Back to top