Skip to Content

Permisos necesarios para alquilar una casa para hacer eventos

fiesta en la terraza de una casa
Cada vez más se buscan emplazamientos únicos para organizar una fiesta, una reunión de empresa, una boda, un cumpleaños, etc. Esta tendencia ha dado lugar a que sea posible alquilar una casa para eventos que pertenece a un particular. El objetivo es, sin duda, conseguir sorprender a los invitados y aunque se tiende a pensar que la vivienda debe ser como un palacio, no siempre es así. 
 
Cualquier propietario de un inmueble que cuente con un diseño y organización peculiares tiene la oportunidad de arrendarlo durante días u horas para conseguir unos ingresos extras. Sin embargo, para formalizar esta concesión es preciso atender a la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, donde se regulan algunos puntos para disfrutar de la celebración de acuerdo a la legalidad.  
 

¿Qué se necesita para alquilar una casa para eventos? 

En primer lugar, uno de los requisitos imprescindibles para poder arrendar una vivienda para eventos es obtener una licencia municipal que autoriza la realización de dicha actividad y que se tramita en el ayuntamiento del lugar donde se sitúe la casa. 
 
Además, el consistorio de cada localidad establece sus propias condiciones al respecto, entre las que se pueden encontrar: 
 
  • La casa debe contar con los sistemas de insonorización adecuados o bien no superar los niveles legales de ruidos establecidos. Aunque éstos pueden variar según cada ayuntamiento, a nivel general la Unión Europea establece el máximo en 65 decibelios de día y 55 de noche. 
  • Las medidas de seguridad contra incendios son otro de los puntos con los que debe contar la vivienda o el local (salidas de emergencia, extintores, sistemas de evacuación, etc.). 
  • En el caso de que el inmueble se encuentre en un edificio es preciso revisar los estatutos de la comunidad de propietarios para verificar que este tipo de actividades no está prohibido. 
  • Hay que tener en cuenta que, para alquilar una casa para eventos, ésta debe ofrecer algunos servicios básicos, como por ejemplo cuartos de baño, cocina completa, espacios amplios, accesos adaptados para minusválidos, etc. 
  • Se establece también la necesidad de firmar un contrato de alquiler temporal donde se especifiquen el número de horas o de días que se puede disponer, así como quién asume la responsabilidad de las posibles consecuencias que se puedan derivar del evento. 
  • Al igual que cualquier otro negocio, el alquiler de una casa para este tipo de actividades también está regulado por Hacienda, por lo que será necesario pagar los impuestos correspondientes según los ingresos. 
 
Los trámites para alquilar una casa para eventos se pueden hacer por cuenta propia o bien delegar la gestión en una agencia especializada. Aunque estas empresas cobran una comisión por realizar este trabajo, en muchas ocasiones es preferible decantarse por ellas para despreocuparse de todo lo que conllevan estos arrendamientos. 
 
Es probable que en ocasiones se piense en celebrar un evento de forma ilegal por desconocimiento o para evitar tener que hacer todos los trámites. Si esto sucede, en el caso de que ocurra algún incidente, el propietario debe asumir toda la responsabilidad y abonar la sanción pertinente. Por ello, para una mayor comodidad y tranquilidad, siempre es aconsejable ajustarse a la normativa. 
Back to top