Skip to Content

Qué es la revalorización automática de capitales

casa en miniatura dentro de un flotador salvavidas
Probablemente desconocías que el capital asegurado en un seguro de hogar se va revalorizando de forma automática, pero este reajuste es necesario para que a la hora de indemnizar en caso de siniestro, la cuantía se ajuste a un valor real. Para entender cómo funciona este sistema, simplemente debemos pensar en cómo se va encareciendo la vida con el paso de los años. 
 
En las pólizas ocurre lo mismo, ya que el valor del inmueble y del contenido que se declaró en un primer momento se va quedando desactualizado conforme va pasando el tiempo. Si esto no se subsana con la revalorización automática de capitales, puede derivar en lo que se conoce como infraseguro, cuya principal consecuencia es que el asegurado percibiría una indemnización inferior a la que realmente le corresponde en el momento del accidente doméstico. 
 

¿Cómo se aplica la revalorización automática de capitales? 

Por norma general, la póliza recoge, mediante una cláusula, el procedimiento mediante el cual se actualiza la suma asegurada para cubrir por completo la vivienda durante la vigencia del contrato. De esta forma se ajusta el capital, y por lo tanto la prima también, a las oscilaciones que experimente el coste de la vida. 
 
Para saber exactamente cuál es la revalorización automática de capitales, se deben consultar las condiciones particulares del seguro de hogar. Normalmente, la suma asegurada y el precio de la póliza se incrementan en cada vencimiento anual en el porcentaje que esté establecido, aunque cada compañía aseguradora puede fijar sus propias condiciones. 
 
La actualización de los valores se puede producir de dos formas distintas: según un sistema de índice variable o un sistema de índice fijo. En el primer caso, el porcentaje de revalorización se calcula según las variaciones que se produzcan en el Índice de Precios al Consumo (IPC) o cualquier otro baremo similar que esté determinado en la póliza. Respecto al segundo caso, la actualización se produce según lo que hayan pactado el asegurado y la compañía. 
 
Es importante destacar que independientemente del método que se utilice, al revalorizarse el capital asegurado, la prima anual también aumenta. Además, es fundamental asegurarse de que el incremento coincide con el valor real en el momento actual para evitar que exista un infraseguro como comentábamos antes. Aunque se produzca la revalorización automática de capitales, puede ocurrir que la suma asegurada no coincida con el valor de los bienes asegurados. 
 
Hasta este momento nos hemos referido siempre al aumento del valor del inmueble pero, aunque no es lo más habitual, también puede ocurrir que disminuya. Teniendo en cuenta que en esta actualización entran en juego diferentes factores como el coste de la vida, el estado de conservación o la antigüedad de los bienes, o los vaivenes del mercado, el valor asegurado puede experimentar una bajada y como consecuencia el precio del seguro de hogar se modificaría de la misma manera. 
 
Aunque habitualmente la revalorización automática de capitales conlleva el incremento de la prima, esta actualización es necesaria para poder beneficiarse por completo de todas las garantías que ofrece un seguro de hogar. No obstante, en función del contrato de la póliza es posible que el asegurado pueda ejercer su derecho a renunciar a dicho reajuste o establecerlo únicamente en determinadas cantidades. 
Back to top