Skip to Content

¿Mi seguro de hogar cubre a mi empleada doméstica?

aspirando el suelo
Todo aquel que cuente con una empleada doméstica se habrá preguntado: “si causase un accidente, ¿se encargaría el seguro del hogar de cubrirlo?”. La respuesta a esta pregunta, como suele ser frecuente con las pólizas es: depende.
 
Antes de entrar en materia, cabe recordar que los empleados domésticos son uno de los sectores de trabajadores que ha tardado más en conseguir unas condiciones laborales reguladas. Históricamente, se han visto casos en donde los trabajadores no solo no tenían seguros o cotizaciones, sino que tampoco tenían papeles.
 
Por esto, se han cometido verdaderas injusticias con los trabajadores domésticos: desde no pagarles, hasta amenazar con la deportación. Es importante que los que tienen a trabajadores en su hogar recuerden tratarles con la dignidad y el respeto que merecen.
 
Aun así, en España contamos con el Régimen Especial de Empleados de Hogar de la Seguridad Social: la base y tipo de cotización es de 748,20 euros, y la cuota que debe pagarse por ella son 164,60 (18,3% pagado por el empleador y 3,7% el empleado). Si el trabajador desempeña su labor en varios hogares entonces será él, el encargado de pagar el total de las cuotas.
 
Las prestaciones que reciben los empleados del hogar son prácticamente las mismas que el resto de trabajadores en el Régimen General (asistencia sanitaria, incapacidad temporal, maternidad, jubilación…), y para poder ser incluidos en las pólizas de hogar, deben estar dados de alta en la Seguridad Social.
 
Así que, volviendo a nuestra duda original: sí, se puede incluir a los trabajadores domésticos en nuestro seguro de hogar, pero únicamente cubriendo la responsabilidad civil. Aun así, es importante revisar nuestra póliza para comprobar si tenemos contratada la cláusula apropiada en ella. Suele conocerse por “cobertura de responsabilidad civil familiar”, y de no tenerla, sería el asegurado quien deberá cargar con el coste de los daños. 
 
En realidad, no existe un seguro para empleados de hogar definido como tal, pero lo que sí se puede hacer es contratar uno de accidentes o de salud para evitar algún problema más importante más allá de algún desperfecto en nuestros muebles. 
 
Como ya hemos dicho, es la cobertura de la responsabilidad civil la que nos garantiza que nuestra casa estará protegida ante nuestros animales de compañía, nuestro desarrollo de actividades extra-profesionales, los trabajadores domésticos o incluso nuestros invitados.
 
En cualquier caso, lo más importante es tener bien claro qué está cubierto y qué no en nuestras pólizas. Entender el desglose y saber si estamos pagando por cláusulas que no necesitamos o, que no tengamos incluidas las que sí que son imprescindibles a nuestro parecer. Lo más doloroso es darse cuenta cuando el accidente ya ha ocurrido.
Así que si tienes un Seguro de Hogar MAPFRE, consulta con sus expertos para que tengas la póliza que más se adapte a tus necesidades. 
Back to top