Skip to Content

Ventajas del suelo antideslizante para la ducha y el baño

cuarto de baño con ducha, lavabo y bidel e inodoro suspendidos
Una de las principales precauciones que debemos tener a la hora de darnos una ducha o utilizar el baño es pisar de forma segura para no dar un patinazo y terminar en el suelo con alguna fractura o cualquier otro daño. Dado que en este espacio de la vivienda, el agua y el vaho son los grandes protagonistas, si el suelo no está construido de un material adecuado, se convierte en una superficie tremendamente resbaladiza. 
 
Por suerte, en la actualidad existen multitud de suelos antideslizantes para el baño que se pueden colocar tanto en la ducha como en el resto del habitáculo. De esta forma se suprime el peligro generado por las salpicaduras de agua y por el vapor que se condensa en el pavimento. 
 

Tipos de suelos antideslizantes en el baño 

  • Cerámica: aunque siempre hayamos asociado los suelos de cerámica a los deslizamientos, en el mercado es posible encontrar baldosas normales o antideslizantes. En este último caso existen diferentes niveles, desde el más suave al más fuerte en función de la rugosidad que tengan. Para un cuarto de baño, es recomendable elegir la opción más baja, ya que además de cumplir con su cometido a la perfección, también son más fáciles de limpiar. 
  • Microcemento: las tendencias en decoración cada vez se rinden más a los encantos del microcemento como material para el suelo. Si nos centramos en el baño, este tipo de firme, además de ser antideslizante, es altamente resistente. También hay que destacar que es impermeable y muy fácil de limpiar debido a que se trata de un área continua sin juntas. 
  • Resina: es otro suelo antideslizante para el baño muy interesante, ya que entre sus ventajas se encuentran la alta durabilidad y resistencia al uso persistente y al paso del tiempo, sin olvidar su propiedad antideslizante.  
  • Gres porcelánico: este material es resistente y compacto, y además evita los resbalones. Es uno de los suelos más sencillos pero al mismo tiempo de los más demandados por los múltiples beneficios que ofrece y por sus variados diseños. 
  • Caucho: aunque no se trate del suelo antideslizante para baños más estético del mercado, este material también es impermeable y conviene no perderlo de vista si lo que más nos preocupa es evitar caídas en esta zona de la casa. 
 

Consejos para elegir el suelo antideslizante del baño  

A la hora de elegir el material más apropiado para el firme del baño o de la ducha, además de buscar que sea antideslizante, también hay que tener en cuenta otros aspectos. La calidad del suelo debe marcar la diferencia entre decantarse por uno u otro, sin olvidar el diseño, ya que aunque se trate del pavimento, éste debe ir en consonancia con el revestimiento de las paredes. 
 
Además, debido a que el baño y la ducha son espacios que se usan a diario y con bastante frecuencia a lo largo de la jornada, conviene que el suelo sea resistente al desgaste y a la humedad. Del mismo modo, a la hora de limpiarlo es importante que no requiera unos cuidados demasiado complejos para ahorrar tiempo y dinero en esta tarea. 
 
Como ves, elegir el suelo antideslizante para el baño es la mejor opción, ya que en caso de que el mismo se moje no habrá riesgo de deslizarse. No obstante, en el supuesto de que se produzca una fuga de agua, conviene contar con un seguro de hogar que incluya entre sus coberturas la de daños materiales para solventar rápidamente los desperfectos causados por este incidente. 
Back to top