Skip to Content

Tips de la empresa perfecta

grupo de trabajadores en una oficina con ordenadores

Si ahora mismo te encuentras en búsqueda activa de trabajo o estás pensando en cambiar de puesto a otra compañía, además de tener preparado tu CV, también es importante hacer una lista de los requisitos imprescindibles que debe tener una empresa para que quieras trabajar en ella.
Por otro lado, en el caso de que estés pensando en montar tu propio negocio, una vez que hayas superado la inevitable etapa de comenzar en tu casa y la idea comience a crecer, te ofrecemos algunos tips que te servirán para construir la empresa perfecta y que no sólo se basan en obtener beneficios económicos: 

  • La compañía ideal ofrece un valor añadido a sus clientes, ya sea a través de la utilidad de sus productos o servicios, una excelente atención o facilidades para realizar el pago. No hay que perder de vista que el cliente es la parte más importante de una empresa y, por lo tanto, el principal objetivo es satisfacer sus necesidades. 
  • Preocuparse por la gente que trabaja en la compañía es básico para que la misma funcione a la perfección. Los empleados son el activo más valioso que tiene una marca, por lo que es fundamental valorarlos como tal y tratarlos de una forma humana, digna e igualitaria para que puedan sentirse parte de la firma.
  • La empresa perfecta cuenta con diferentes programas de formación para que sus trabajadores continúen perfeccionándose en las áreas que elijan. 
  • En una buena compañía deben existir oportunidades de crecimiento profesionales. Para ello es conveniente realizar evaluaciones periódicas a los empleados con el fin de medir su desempeño y compensarles de acuerdo a los objetivos marcados.
  • La conciliación entre la vida personal y laboral debe ser real. Ello implica que la empresa ofrezca flexibilidad horaria, teletrabajo, reducción de jornada, etc. 
  • El sueldo no es lo más importante para un trabajador, sino que la compañía debe motivarle también con otros beneficios, como por ejemplo bonos extra, seguro médico, cheques restaurante, descuentos en diferentes actividades, etc. 
  • El ambiente de trabajo ha de contar con la seguridad y condiciones higiénicas necesarias. Además de disponer de las instalaciones precisas, también es importante que se encuentren en buen estado para que se pueda trabajar cómodamente. 
  • Una compañía ideal es consciente de su impacto al medio ambiente y se guía por un manual de responsabilidad social corporativa (reciclaje de residuos, uso eficiente de la energía, etc.). 
  • La innovación debe ser la base de todas las acciones corporativas. Sin duda el éxito va unido a la innovación, lo que supone buscar nuevas formas de hacer las cosas sin miedo a realizar los cambios que sean necesarios. 
  • En una empresa perfecta es posible tolerar los errores si ello conlleva un aprendizaje. Esto significa que hay plena confianza en los empleados, quienes además de asumir sus responsabilidades también se ven recompensados por el esfuerzo de su trabajo. 
  • Se potencia la competitividad tanto interna como externa desde el punto de vista de mejorar día a día, estableciendo metas individuales para conseguir el éxito común. La colaboración y el trabajo en equipo deben ser los dos pilares que sustenten el trabajo diario. 
  • La compañía perfecta tiene un compromiso real con todo lo que le rodea, ya sean sus proveedores, clientes, empleados o la sociedad en general. El valor que aporte a cada una de estas figuras debe ir mucho más allá del económico, actuando de una forma coherente, consecuente y responsable.
Back to top