Skip to Content

¿Puede obligar el banco a contratar un seguro de hogar?

Si vamos a pedir una hipoteca para adquirir un nuevo bien, es posible que la entidad nos exponga condiciones. Entre ellas, la de contratar algunos productos con ellos, pero, ¿puede obligar el banco a contratar un seguro de hogar? La respuesta la da la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones: “cuando se suscribe un préstamo con garantía hipotecaria no existe obligación legal para el prestatario de contratar un seguro”.

La Ley 2/1981 exige disponer un seguro que cubra los posibles daños de un inmueble contra incendios y en el que la “suma asegurada deberá coincidir con el valor de tasación del bien asegurado excluido el valor de los bienes no asegurables por naturaleza, en particular el suelo”. Este punto legal se aplica solamente cuando los créditos hipotecarios que va a titularizar el banco se van a vender a inversores para obtener liquidez a través de un fondo. Así pues, parece evidente que no puede obligar el banco a contratar un seguro de hogar.

Hay que tener en cuenta que, cuando vamos a pedir una hipoteca, siempre intentamos que nos salga con las mejores condiciones. Y la póliza de hogar puede ayudarnos a conseguir que la hipoteca nos salga más barata. También hay que pensar que siempre es recomendable tener un seguro tipo Multirriesgo Hogar, que protegerá nuestra casa ante cualquier imprevisto. 

Otra póliza que suele contratarse habitualmente para mejorar las condiciones de la hipoteca es la de vida. Ya hemos dicho que el banco no puede obligar a contratar un seguro de hogar y tampoco uno de vida de amortización ni de Protección de Pagos, pero hay que considerar tenerlos: el primero ayudará a nuestros descendientes a pagar el crédito, si nos pasa algo; y el segundo nos dará cobertura para afrontar el pago de las letras, en caso de que nuestros ingresos disminuyan. 

Aparte de estas recomendaciones, existen otras: mejor que no sea con la aseguradora del banco, ya que sus condiciones y precios siempre serán menos favorables que si acudimos a nuestra aseguradora habitual. Los expertos han realizado estudios y concluyen que los Seguros de Vida Riesgo que se contratan a través de una operación de financiación con el banco son hasta un 30% más caros que si los suscribimos directamente con nuestra aseguradora.

En resumen, el banco no puede obligarnos a contratar un seguro de hogar, aunque sí puede darnos mejores condiciones. Tampoco a firmarlo con la aseguradora que ellos decidan. Al comprar una casa o un piso, nuestro banco habitual puede darnos las condiciones para que las estudiemos con nuestra aseguradora, o corredor de seguros, y así ver las opciones que tenemos para conseguir el préstamo en las mejores condiciones posibles.

Back to top