Skip to Content

Cómo proteger tu moto de los ladrones

rueda de una moto con un sistema antirrobo

Además de poner en práctica algunos consejos básicos que se basan fundamentalmente en la precaución, hoy en día también es posible utilizar la tecnología para salvaguardar la moto. Algunos dispositivos como las alarmas, los localizadores GPS o los sistemas de arranque codificado resultan muy útiles en este sentido.

Consejos antirrobo para moto a la hora de aparcar

  • En la medida de lo posible se debe evitar dejar la moto en la calle. Es preferible aparcarla en un garaje y mucho mejor aún si se puede anclar a algún elemento fijo.
  • Cuando no quede más remedio que estacionar la motocicleta en la vía pública, se debe elegir un sitio que esté a la vista. Es recomendable que sea una calle transitada, abierta e iluminada, e incluso cerca de una cámara de vigilancia.
  • Cuando sea posible, se debe aparcar en espacios reservados para motocicletas. De este modo, es más fácil que el vehículo de dos ruedas pase desapercibido.
  • Aunque la moto se deje en la calle, es importante fijarla siempre a un elemento inamovible, como un grillete que esté sujeto a la pared o al suelo, una farola o una señal de tráfico.
  • Después de aparcar, no hay que olvidar bloquear la dirección para ponérselo más difícil a los ladrones.

Los accesorios antirrobo para moto más eficaces

Para una mayor protección de la motocicleta es recomendable usar dos sistemas antirrobo diferentes. Entre los que mejor funcionan destacan los siguientes:

  • Cadenas: se trata de un complemento antirrobo para moto básico. Sus principales ventajas hacen referencia a la facilidad para transportarlas, así como para ponerlas y quitarlas. Gracias a este accesorio se puede fijar la moto a cualquier elemento del mobiliario urbano. Asimismo, para cortar las cadenas es necesario utilizar herramientas específicas, lo que puede diluir las intenciones de los amigos de lo ajeno.
  • Candados en forma de U: a diferencia del accesorio anterior, este tipo de candados son más resistentes y resultan más eficaces a la hora de evitar el robo de la moto. Su precio es mayor, aunque no se debe escatimar en gastos cuando se trata de proteger estos vehículos.
  • Anclajes: estos elementos se utilizan normalmente en los garajes. Consisten en un accesorio más o menos aparatoso que permite fijar la motocicleta a través de las ruedas al suelo o a la pared. Esta solución antirrobo para moto es una de las más interesantes, ya que para desmontar el anclaje es necesario invertir más tiempo y esfuerzo.
  • Pinzas de disco: como su propio nombre indica, se trata de una especie de tenacilla que se coloca en el disco delantero del freno. Es recomendable adquirir unas pinzas de buena calidad para que puedan soportar cualquier golpe e impedir que la rueda se mueva.

¿Qué hacer si ya han robado la moto?

Si por desgracia se produce el robo de la moto, el primer paso es acudir a una comisaría de policía para denunciar lo ocurrido. Para que sea más fácil la localización del vehículo se deben presentar fotografías y cualquier detalle que sirva para su identificación.

Además, si la motocicleta dispone de un localizador GPS, es posible rastrear la posición en la que se encuentra. Este dispositivo suele ser algo costoso, pero es preferible realizar una inversión inicial para intentar recuperar la moto en caso de apropiación indebida.

Por último, si el seguro de moto incluye la cobertura de robo es preciso notificar el hecho a la compañía. Esta garantía se traduce en una indemnización por los daños derivados de la sustracción ilegítima por parte de terceros.

Back to top