Skip to Content

Contratar el seguro de moto, según tu edad

Contratar el seguro de moto, según tu edad

Si tienes una moto, debes saber que es obligatorio tener un seguro de moto básico.  Esta póliza cubre la responsabilidad civil obligatoria de las lesiones y los daños materiales que se puedan causar a terceros. No obstante, en función de la compañía, los conductores pueden beneficiarse de otras garantías adicionales que completan la protección mínima, como asistencia en viaje o reclamación de daños. 

El factor de la edad en los seguros de moto  

A la hora de contratar un seguro de moto, la edad constituye un aspecto fundamental en la determinación de la prima y, en muchos casos, en la posibilidad de acceder a una póliza u otra. Por norma general, los años que tiene un conductor influyen de manera directa en el tipo de motocicleta que va a ser objeto de las coberturas. 

Esto significa que los motoristas más jóvenes suelen decantarse por ciclomotores, motos nuevas de pequeña cilindrada o modelos de segunda mano con una potencia mayor. En las edades más tempranas, el precio más económico suele ser la principal motivación para elegir alguno de estos tipos de vehículos.  Sin embargo, es habitual que las motocicletas de mayor cilindrada o de gama alta recién salidas de los concesionarios estén vinculadas a conductores con una edad superior. 

Por otro lado, los años que tenga el asegurado también son un indicativo de su pericia sobre las dos ruedas. En este caso, se establece que una persona de 18 años tiene un perfil de mayor riesgo que otra de 40 años que se desplaza en moto desde su juventud. 

En el primer caso, las posibilidades de sufrir un accidente son más altas y por ello, las condiciones de la póliza son diferentes.  

¿Qué seguro de moto contratar según la edad? 

Es conveniente confiar en una compañía que ofrezca seguros de motos para jóvenes que se puedan configurar según las necesidades de cada conductor y de las características de la moto. 

Hay que tener en cuenta que los años influyen en el precio de la prima. A medida que el asegurado vaya acumulando antigüedad en la aseguradora, podrá ampliar la protección a otros seguros de moto más completos beneficiándose de un mejor precio. 

De media, suele existir una diferencia de más de 350 euros entre la prima que pagan los motoristas más veteranos y los más noveles. El hecho de que los conductores jóvenes tienen que pagar más por un mismo seguro de moto es una realidad. El motivo, como hemos comentado, radica en el mayor riesgo que debe asumir la aseguradora como consecuencia de la falta de experiencia del asegurado. 

Por su parte, un conductor experimentado que pretende asegurar un modelo de mayor cilindrada, tiene a su alcance una amplia oferta de seguros, entre los que destacan los terceros ampliados o a todo riesgo. 

Además, los usuarios de mayor edad cuentan con un historial en carretera más prolongado, por lo que pueden beneficiarse de las pólizas más completas a precios ajustados. 

Back to top