Skip to Content

Desguaces de motos: encuentra las mejores piezas

desguace de motos viejas
Las motocicletas, al igual que los coches, se suelen estropear con el uso y el paso del tiempo, por lo que en ciertas ocasiones es preciso sustituir algunos componentes. Para poder seguir disfrutando del vehículo sin tener que pagar un precio elevado por algunas piezas concretas, una solución sumamente práctica es visitar un desguace de motos para obtenerlas de una forma más económica.
 
Además de los centros de desmontaje físicos, algunos ofrecen un servicio de venta online donde es posible encontrar los recambios en buen estado y al mejor precio. Esta alternativa facilita en gran medida la tarea de buscar y recoger los componentes de forma manual en el propio desguace, ya que a golpe de clic desde casa se puede comprar lo que se necesite rápida y cómodamente. En estas tiendas online es bastante frecuente encontrar buscadores para localizar en el momento un producto según la marca o el modelo de motocicleta. 
 

Recomendaciones para comprar en un desguace de motos 

  • Si decides acudir al desguace de motos personalmente, no olvides llevar algunas herramientas por si fuera preciso manipular los vehículos para sacar la pieza que necesitas. Además, procura llevar ropa vieja porque es probable que en estos cementerios de chatarra termine ensuciándose. 
  • Asegúrate de cuál es el recambio exacto que falta para tu moto. Para ello es fundamental anotar la marca de la motocicleta, el número de bastidor, el modelo concreto de la pieza, el color de la misma y cualquier otro detalle que disminuya el margen de error en la compra. 
  • Procura elegir un desguace de motos que esté autorizado, ya que de lo contrario existe el riesgo de que la pieza no tenga garantía y en caso de tener algún defecto, no se podrá reclamar posteriormente. 
  • En el momento de pagar el precio del recambio se debe pedir siempre la factura. Este es el documento con el que se puede exigir la garantía en el caso de que aparezca algún desperfecto o no funcione correctamente. No obstante, es importante tener en cuenta que en la mayoría de los desguaces no realizan devoluciones. 
  • En el caso de que necesites ayuda para encontrar una determinada pieza, en los desguaces de recambios trabaja personal especializado que puede ayudarte o asesorarte. Además, también cuentan con diferentes formas de contacto para resolver las dudas que puedan surgir.  
  • Si la compra de las piezas de segunda mano para la moto se realiza a través de Internet es muy importante prestar atención a que la página disponga de una plataforma de compra segura con el certificado correspondiente. 
  • Ya sea a través de una adquisición directa u online, es aconsejable verificar que el  componente se encuentra en buen estado, así como su año de fabricación, el tiempo que se ha utilizado, etc. Conviene no dejarse llevar únicamente por el precio y aceptar un coste algo más alto a cambio de obtener una mejor calidad. 
  • Si a la primera no se encuentra lo que se busca, se recomienda volver a intentarlo transcurrido un tiempo, ya que en los desguaces de motos están llegando constantemente nuevos vehículos. 
  • Al igual que cualquier otro establecimiento, cada uno de estos centros establece sus propios precios. Por ello, antes de tomar una decisión conviene visitar varios de ellos para comparar la relación calidad-precio en diferentes sitios. 
 
Como ves, adquirir un recambio de segunda mano permite tener la motocicleta a punto por muy poco dinero. El mantenimiento de todo el conjunto es una cuestión de seguridad, al igual que disponer de un seguro de moto adecuado a cada tipo de conductor y modelo. 
Back to top