Skip to Content

¿Cuál es la edad para conducir un ciclomotor?

pareja circulando en una moto por una carretera de costa
Por ley se establece una edad para conducir un ciclomotor debido a que se trata de un medio de transporte ciertamente estable y frágil. Además, su reducido tamaño lo convierte en un vehículo poco visible para el resto de conductores. Por ello, es necesario reunir una serie de condiciones para circular con suma precaución, estando pendientes de no perder el equilibrio y conducir con seguridad, ya que, al no disponer de carrocería, el cuerpo es la parte que más sale perjudicada en caso de caída o accidente. 
 
Según la Dirección General de Tráfico (DGT), los ciclomotores se pueden dividir en dos grupos. Por una parte se encuentran los modelos de dos y tres ruedas que incorporan un motor con una cilindrada no superior a 50 centímetros cúbicos y cuya velocidad máxima es 45 km/h. Por otro lado, los cuadriciclos ligeros que son vehículos de 4 ruedas, cuya masa en vacío es inferior a 350 kg y su potencia máxima neta es igual o inferior a 4 kw. Pese a esta clasificación, el tipo más común es la primera clase de ciclomotor de dos y tres ruedas. 
 

Permiso y edad para conducir un ciclomotor 

Para poder conducir un ciclomotor, no sólo es necesario haber cumplido una determinada edad, sino que la Administración también exige tener un permiso o licencia que autorice a ello. Se trata de una forma de demostrar que los conductores reúnen los requisitos y aptitudes precisas. En el caso de los ciclomotores, se necesita tener previamente el permiso de conducción AM que es expedido por las Jefaturas Provinciales de Tráfico. 
 
Las condiciones que se deben cumplir para obtener esta licencia son: 
 
  • Tener como mínimo 15 años. Sin embargo, hasta que no se alcance la edad de 18 años, no se cuenta con la autorización para transportar pasajeros con el permiso de la clase AM. 
  • Superar unas pruebas de aptitud psicofísicas o test psicotécnico en un centro autorizado de reconocimiento médico. 
  • Aprobar un test que propone la Jefatura de Tráfico y que se compone de 20 preguntas. 
  • Después de pasar la prueba teórica, los futuros conductores de ciclomotor tienen que superar otro examen práctico para demostrar su destreza en un circuito cerrado. Esta prueba consiste en realizar dos maniobras: un zigzag entre jalones a velocidad reducida y circular sobre una franja de anchura limitada. También es necesario que el aspirante aparque el ciclomotor de forma correcta. 
 
El carnet de ciclomotor se debe llevar siempre en todos los desplazamientos y mostrarlo obligatoriamente a las autoridades que lo soliciten. En el supuesto de que una persona disponga del permiso de la clase B, puede circular con un ciclomotor con este carnet sin ningún problema. 
 
Otra documentación necesaria para moverse en ciclomotor es la relativa a la matriculación del vehículo en la Jefatura de Tráfico de la provincia del lugar de residencia. La matrícula da lugar a que se expida el correspondiente permiso de circulación, donde se reflejan todos los datos del vehículo y el nombre del titular. Asimismo, este tipo de motocicletas también están obligadas a pasar la ITV a los 3 años si es la primera vez o cada dos posteriormente. Por último, para circular con plenas garantías es necesario contar con un seguro obligatorio que cubra los daños personales y materiales que puedan ocurrir como consecuencia del manejo del ciclomotor. 
Back to top