Skip to Content

¿Son más seguras las motos de 3 ruedas?

hombre conduce una moto de tres ruedas
Aunque las motos son más baratas que los coches y su desplazamiento por ciudad en situaciones de atasco es más rápido, aún son muchos los que se resisten a usar este medio de transporte. La razón principal es la sensación de inseguridad ante la posibilidad de perder el equilibrio. Para suplir estas carencias, surgieron las scooter de tres ruedas
 
El primer modelo que incorporó dos ruedas delanteras fue una scooter creada en 2007 por la marca italiana Piaggio. Su objetivo era, precisamente, dotar de mayor estabilidad a su vehículo, de manera que ofreciera el equilibrio de un coche y las prestaciones de una moto. Desde entonces, otras marcas se han subido al carro sacando sus propios modelos con la esperanza de conquistar a un amplio segmento de conductores. Pero, ¿realmente la moto de tres ruedas es tan segura como prometen sus fabricantes?
 
La clave: sus tres puntos de apoyo
 
  • Tres puntos de apoyo 
Esa es la clave de la seguridad de este tipo de motos. Sus tres puntos de apoyo consiguen que el agarre al asfalto sea mayor, lo que aumenta la estabilidad y reduce el riesgo de sufrir un accidente. Además, también proporcionan una mayor capacidad de inclinar la moto con más seguridad.
  • Tres discos de freno
Al tener tres ruedas, también dispone de tres discos de freno, lo que se traduce en una adherencia mayor al suelo. Gracias a ellos, la distancia de frenado es menor que en las motos de dos ruedas, un aspecto a destacar sobre todo en los casos en los que el pavimento puede resultar peligroso a causa de la lluvia o de la nieve.
  • Ruedas independientes
Las dos ruedas son independientes y basculantes, lo que quiere decir que se adaptan y amoldan a la perfección a las desigualdades del asfalto o, incluso, a los cambios repentinos de posición del conductor. 
  • Estabilizador
La inmensa mayoría de las motos de tres ruedas incluyen, además, un estabilizador gracias al cual el conductor no tiene que apoyarse en el suelo al detener su moto. Aunque es un detalle que no incrementa la seguridad, si supone una comodidad añadida.
  • Mayor peso
Como punto negativo, decir que estas motos son más grandes y pesan más, lo que entorpece la realización de determinadas maniobras que requieren cierta agilidad, sobre todo las que se llevan a cabo cuando se circula entre el tráfico. No obstante, a pesar de estos pequeños inconvenientes, en líneas generales, las motos de tres ruedas sí son más estables y seguras que las de dos.

Dos ruedas delanteras o traseras
 
Las motos de tres ruedas que gozan de mayor aceptación son las que disponen de dos delanteras y una trasera, denominadas tadpole. Pero también existe otra opción, más segura incluso que la anterior, la delta o triciclo, que sitúa sus dos ruedas en la parte trasera.
 
La rueda delantera del triciclo permite una maniobra de giro mayor que la tadpole. Además, en esta última, el conductor va sentado sobre el eje trasero, lo que eleva su centro de gravedad haciendo que su estabilidad en las curvas sea menor. Sin embargo, el triciclo es capaz de mantener mejor el equilibrio en esa circunstancia, ya que su parte trasera es la que más pesa y, por lo tanto, la que más agarre tiene.
 
La principal desventaja: el precio
 
Frente a su seguridad, se encuentra el precio de compra y el de mantenimiento: mucho más elevado en las motos de tres ruedas que en las de dos. 
 
Por su parte, el precio en los seguros de moto es independiente a su número de ruedas, ya que dependerá del tipo de conductor y otras características del vehículo, como la cilindrada o el peso.
 
Por otra parte, al tener tres ruedas se excluyen de la clasificación de motos y entran a formar parte de la de los coches, con lo que para conducirlas, basta con disponer del carné B de coche. 
Back to top