Skip to Content

¿Cómo son las motos más originales de la historia?

manillar de una moto antigua
En el mundo del motor siempre han existido unas pautas por las que los distintos vehículos se han ido guiando, tanto en diseño como en mecánica. En otros casos, lejos de seguir un estilo predefinido, es posible encontrar algunas motos originales que sobresalen del resto, al igual que sucede con una selección de modelos de coches. Desde los orígenes, se han fabricado motocicletas que han conseguido sorprender al público y que han dejado la puerta abierta para la llegada de estéticas rompedoras. 
 
En la mayoría de las ocasiones, las motos que se han salido de la norma no han conseguido un gran éxito. Puede decirse que el mundo de las dos ruedas es bastante conservador debido a los costes que supone sacar al mercado algo innovador y que no triunfe a nivel de ventas. Por ello, es interesante recordar algunos modelos míticos con los que ha sido posible moverse de una forma diferente.  
 

Motos más originales a lo largo de los años 

  • VESPA 98 1946. Después de la segunda guerra mundial, llegó al mercado esta moto tan original que a día de hoy se sigue conduciendo. Sus principales puntos fuertes fueron la sencillez, la economía y la facilidad a la hora de manejar. El origen de este modelo tan cool en la actualidad se remonta al trabajo de unos ingenieros especializados en aviación que crearon la archiconocida Vespa. En concreto, la versión de 1946 montaba un motor de 2 tiempos debajo del asiento, tenía una potencia de 3,2 CV y pesaba 65 kilos. 
  • Honda Juno K. En 1954, la sociedad pudo asistir a la llegada de este modelo tan particular que, además, fue la primera motocicleta de la marca. Aparte de su excéntrico diseño, esta moto incorporaba el primer encendido electrónico y los primeros intermitentes. Además, el conjunto estaba protegido con un parabrisas completo. Sin embargo, a pesar de todas estas prestaciones, su precio era demasiado caro y su peso dificultaba el manejo. 
  • Harley-Davidson Duo Glide 1958. Esta moto se basó en la serie FL de la mítica marca de motocicletas que se caracterizaba por incorporar un chasis más largo y unos neumáticos más anchos y altos, entre otras características. La Duo Glide fue especial porque incluía amortiguadores, una pantalla transparente y maletas en los laterales. Su peso llegaba hasta casi los 270 kilos, su motor era de 4 tiempos y se movía con una potencia de 55 CV. 
  • KYBELE Cyber Scooter. El diseño de este scooter clásico es más propio del futuro. Sus formas son redondeadas y su parte trasera es alargada recordando a las formas de los cohetes. La firma japonesa Gull Craft fue la encargada de convertir esta moto en un vehículo futurista. 
  • Honda C100 SUPER CUB 1958. El primer mercado que consiguió conquistar esta moto fue el americano, en parte, gracias a una potente campaña publicitaria que consiguió cambiar la imagen que la población de Estados Unidos tenía sobre la motocicleta, más asociada a los delincuentes. Sin duda ha sido uno de los mayores éxitos de ventas de la historia: su pequeña cilindrada de 50 cc y 4,5 CV, el motor de 4 tiempos, el embrague automático, unas ruedas grandes y su reducido tamaño contribuyeron a ello. A diferencia de otras motos originales, en este caso la carrocería de plástico ayudó a que su peso no superara los 65 kilos y por ello, se podía conducir con total comodidad. 
Back to top